Pañuelazo virtual de funcionarias contra diputada Provida en Quintana Roo

0 118

Pañuelazo virtual de funcionarias contra diputada Provida en Quintana Roo.

Portando pañuelos verdes en la muñeca, como símbolo universal del derecho a decidir de las mujeres, diversas funcionarias públicas, académicas y activistas, reaccionaron en sus redes sociales ante la postura de diputadas de Quintana Roo, quienes en días pasados afirmaron que las y los servidores públicos no pueden portar accesorios de ese color, pues deben ser “imparciales”.

La referencia en específico, fue para la diputada por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Euterpe Gutiérrez Valasis, quien sostuvo que, si se es servidora pública, no se puede usar el pañuelo verde, lo cual fue objetado por un ramillete de mujeres a través de una suerte de “pañuelazo virtual”.

También la propia presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la XVI Legislatura, quien en la sesión del nueve de noviembre pasado -cuando se lanzaron en contra del ombudsperson, Marco Antonio Tóh- se dijo molesta porque el personal de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHQROO), porta pañuelos verdes y “no cuidan las formas”.

Este sábado, diversas servidoras públicas coincidieron en que ser “imparcial” cuando se trata de violaciones a derechos humanos, es ser “cómplices”, por lo cual ellas portan el pañuelo verde, bajo la convicción de que simboliza el derecho de las mujeres a decidir, a llevar una maternidad voluntaria y de las niñas, a no ser forzadas a ser madres.

TE PODRÍA INTERESAR: Altercado en el Senado por pañuelos verdes en favor del aborto

“Señora diputada, ¿Qué no puedo ponerme un pañuelo verde? ¡Ja! ¡Mire cómo me lo pongo!”, escribió la regidora del ayuntamiento de Othón P. Blanco, María Nadad, quien añadió etiquetas como #SeráLey, #PorUnaMaternidadLibreyVoluntaria.

Dulce López Carrera, directora de Prevención de la Violencia de Género del Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM), reaccionó en el mismo sentido.

“Señora diputada, yo también me pongo el Pañuelo Verde porque usted ¡no puede venir a cuestionarnos por estar a favor de los derechos humanos! Si ustedes no entienden que en tema de derechos humanos no se puede ser ‘imparcial, entonces ¡no son dignxs representantes del pueblo!”, expresó.

Aunque no es un cargo público como tal, la presidenta del Sistema Anticorrupción de Quintana Roo, Cynthia Dehesa, también se pronunció sobre el tema.

La activista, no sólo porta el pañuelo, sino que se sentó frente al gobernador del estado, Carlos Joaquín, con el artículo verde, durante la reciente Glosa Ciudadana, en donde hubo otras mujeres, usándolo.

“Señoras y señores diputados del Congreso de Quintana Roo, ustedes no dictan lo que podemos o no ponernos. Me pongo el pañuelo verde porque los embarazos forzados son tortura del estado. Porque las mujeres tenemos derecho a decidir qué sucede con nuestros cuerpos, porque las niñas deben ser niñas y no madres.
“Porque en este país violento y feminicida el estado NO debe legislar atropellando los derechos humanos”, manifestó.

La directora de Capacitación, Formación, Promoción y Difusión en Derechos, de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHQROO), Mirna Salazar, expuso que ella se pone el pañuelo verde porque “las maternidades serán deseadas o no serán, porque las niñas, sean niñas, no madres, porque las mujeres ejerzan libremente sobre sus cuerpos”.

“Decidí ser madre por convicción y lucharé y defenderé a aquellas que así lo quieran y también a quienes no. Soy mujer, servidora pública y lucharé hasta que la dignidad sea haga costumbre”, sostuvo.

Del mismo organismo, garante de los Derechos Humanos, la coordinadora general del Instituto de Formación Especializada en Derechos Humanos, Isabela Boada Guglielmi, denunció que ella misma fue víctima de discriminación por parte de algunas y algunos diputados.

“Me discriminaron por ser extranjera, por ser servidora pública y por llevar el pañuelo verde… Decía una diputada que ‘debo guardar las formas’… ¿cuáles formas?
“Soy mujer, soy feminista, soy venezolana, soy latinoamericana, defiendo la autonomía de las mujeres sobre sus cuerpos, me muevo a favor de los grupos históricamente oprimidos, de la despenalización del aborto en México, en Venezuela y en todas partes donde se pretenda controlar los cuerpos de las mujeres. cosificarlos. matarlos”. subrayó. al refrendar su postura a favor de los derechos humanos de las mujeres.

Mariana Belló, consejera del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres)y consejera consultiva del IQM, fue breve: “Me pongo el pañuelo verde” y agregó #MaternidadesLibresyVoluntarias.

Testimonios de otras funcionarias, refieren su condición como mujeres indígenas, defensoras de derechos humanos, que brindan acompañamiento desde hace una década, para apoyar a víctimas de violencia de género, incluyendo a víctimas de violación sexual que buscan ejercer su derecho a interrumpir su embarazo, en los términos que establecen el código penal y la Norma Oficial Mexicana 046.

“Fui testiga de cómo el funcionario niega este derecho y cuando lo practica, castiga a las mujeres, en franca ignorancia de sus obligaciones como parte del servicio público (…)

“Uso este pañuelo porque no puedo ser imparcial ante las violaciones a los derechos humanos de las mujeres. Un pañuelo que literal dice: ‘Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir’. Ser imparcial ante las violaciones de derechos humanos, diputadas, diputados, es ser cómplice y eso la historia se los va a cobrar”.

Con información de estamosaquí.mx https://estamosaqui.mx/