Gobierno recomienda suspender actividades no esenciales a partir del 23 de marzo

0 0

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) publicó esta tarde la Guía de Actuación para los Centros de Trabajo ante el coronavirus, en la cual se recomiendan una serie de acciones para los centros de trabajo, entre ellas, suspender de forma temporal las actividades no esenciales.

La guía fue publicada en conjunto con la Secretaría de Salud y las recomendaciones ahí vertidas podrán ser aplicadas por todo tipo de empresas y negocios a partir del lunes 23 de marzo, esto en función del inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia que se llevará cabo hasta el 19 de abril.

En este lapso, el Gobierno federal suspenderá la atención en áreas no estratégicas.

“La situación sanitaria actual requiere la participación coordinada de gobierno, empleadores y trabajadores, para garantizar la continuidad de las actividades elementales sin afectar los derechos laborales ni el derecho humano a la salud”, sostiene la dependencia.

La guía contiene un apartado para que los centros adopten 5 políticas temporales:

  • Suspensión temporal de actividades no esenciales en función de las medidas establecidas en la Jornada Nacional de Sana Distancia. Actividad no esencial es aquella que no afecta la actividad sustantiva de una organización ni los derechos de los trabajadores.
  • 2.Flexibilizar el trabajo, permitir la reorganización de los turnos y el escalonamiento de las jornadas laborales, así como el uso de las tecnologías para minimizar el contacto directo, incluyendo el trabajo a distancia.
  • 3.Reducir la asistencia del personal en condición de vulnerabilidad alta.
  • 4.Evitar el retorno de trabajadores enfermos sin contar con la evaluación médica pertinente.
  • Fomentar y brindar confianza para que las y los trabajadores se retiren ante la presencia de síntomas de la enfermedad, a través de la simplificación de trámites de incapacidad y la eliminación de descuentos por ausencia.

La STPS incluyó en la guía un apartado de “preguntas frecuentes”, principios rectores para la acción en los centros de trabajo, estrategias generales de control, además de un plan de atención y la clasificación del riesgo de los trabajadores por ocupación o condición de vulnerabilidad.

Asimismo, incluye estrategias de control para contener su diseminación en los centros: promoción de la salud, mantener la sana distancia, tener un filtro de ingreso, el resguardo y el aislamiento.

La guía también incorpora un plan con acciones agrupadas en distintas categorías, desde la planeación o capacitación de los trabajadores, así como mecanismos de vigilancia que los centros podrán implementar para prevenir el contagio.

Acciones del Gobierno durante la jornada

Los titulares de las instituciones públicas federales deberán identificar las áreas que continuarán prestando los servicios que cotidianamente tienen a su cargo y que sean indispensables para afrontar la situación de emergencia, a fin de garantizar la continuidad en la prestación de servicios y provisión de bienes indispensables para la población.

Entre el personal que sí debe trabajar, las dependencias federales no deben incluir aquellos trabajadores que tengan enfermedades crónicas no trasmisibles como: diabetes, hipertensión, enfermedades pulmonares, hepáticas, metabólicas, obesidad mórbida, insuficiencia renal, lupus, cáncer, enfermedades cardiacas, entre otras, asociadas a un incremento en el riesgo de complicaciones; tampoco a mayores de 60 años de edad, y mujeres embarazadas.

Además, Gobierno federal exhorta a todas las entidades federativas y municipios a que se sumen a estas medidas, aunque diversos estados las adoptaron ya desde esta semana, como Jalisco o Guerrero.

Con información de El Financiero.