Connect with us
QuedateEnCasa

Published

on

  • De acuerdo con la OIT, las firmas pierden 20% en su productivas al tener a empleados malnutridos; México es líder mundial en sobrepeso infantil y el segundo en adultos

De acuerdo con instituciones de salud a nivel mundial, México es el primer lugar en obesidad infantil y el segundo lugar en obesidad adulta.

Según los reportes respecto a obesidad infantil, 1 de cada 3 niñas y niños en edad escolar ya tiene sobrepeso u obesidad, mientras que el 71.2 por ciento de la población adulta padece sobrepeso u obesidad.

En 2016, la Secretaría de Salud emitió dos declaratorias de emergencia epidemiológica por obesidad y sobrepeso, así como por diabetes mellitus.

Desde 2010, la Organización Mundial de la Salud (OMS) denominó a la obesidad como una epidemia e identificó al exceso de oferta de productos densamente calóricos como su principal causa.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), advierte sobre los riesgos de tener empleados malnutridos, que se refleja en pérdidas de 20 por ciento en la productividad de las empresas.

Según estudios médicos, la ingesta inadecuada de calorías y la deficiencia de hierro, provoca fatiga y falta de destreza, mientras que la anemia que padecen millones de empleados en el mundo reduce la capacidad física y la productividad laboral en tareas repetitivas.

Con información de Excélsior.

Comenta con Facebook

Salud

El menú ideal para tu sistema inmunológico

Published

on

La mejor dieta es aquella que es equilibrada y que se combina con un estilo de vida saludable. Pero es que además, si introducimos en la misma ciertos alimentos de temporada que conllevan un fortalecimiento de nuestras defensas estaremos ayudando a nuestro sistema inmunológico a defenderse frente a los agentes externos que puedan debilitarlo. Por ello siempre es recomendable que, además de tomar un antigripal en el caso de que estemos ya enfermos, añadamos a nuestra cesta los siguientes alimentos:

Cítricos

Frutas como el limón o la naranja, al igual que las verduras de hoja verde como las espinacas, son ricas en Vitamina C. Ésta ayuda a aumentar y fortalecer las defensas, además de a aliviar los síntomas en el caso de que ya hayamos contraído una gripe o resfriado.

Ajo y cebolla

Ambos tienen un componente antiviral y antibacteriano que nos protege de contraer infecciones. Además, no sólo incrementan nuestras defensas sino que también mejoran nuestra respuesta frente a virus y bacterias y favorecen el proceso de curación.

Alimentos antioxidantes

En este grupo podemos incluir frutas y verduras como la remolacha, el brócoli, o la granada. Su poder antioxidante impide el efecto perjudicial de los radicales libres en nuestro organismo, además de ayudar a eliminar las toxinas y fortalecer el sistema inmune.

Huevos

Este alimento contiene dos minerales esenciales para nuestras defensas, que son el zinc y el selenio. Además, su composición es muy rica en vitaminas, ácidos grasos y proteínas de alto valor bilógico, por ello es recomendable incorporarlos a nuestra dieta si queremos prevenir una infección.

Alimentos fermentados

Las bacterias vivas que contienen son una fuente de probióticos, que nos ayudan a potenciar el buen crecimiento de la flora bacteriana, produciendo efectos beneficiosos no sólo en el sistema digestivo, inmunitario y en el resto del organismo. En este grupo se encuentra el yogur, el queso y nuevos productos que se están introduciendo en nuestra dieta como el kéfir.

Alimentos ricos en vitaminas A, B y E

En los alimentos rojos, en los vegetales verdes y en otros productos, como la zanahora y la calabaza, podemos encontrar la vitamina A, un componente que ayuda a mejorar la inmunidad de nuestra piel. En cambio la B (B1, B2, B5 Y B12), que sirve para aumentar nuestras defensas, está más presente en legumbres y cereales, además de en lácteos o en determinados pescados. Un efecto que también produce la vitamina E, que podemos encontrar por ejemplo en el aceite de oliva o en los frutos secos.

Jengibre

Como complemento, podemos incorporar esta raíz de la cocina asiática, conocida por sus propiedades medicinales. Además de ayudar al sistema digestivo y circulatorio, el jengibre también combate los virus y bacterias dañinos, ya que es rico en nutrientes como el potasio, la niaciana y la vitamina C, además de contar con propiedades expectorantes, antitusivas y antiinflamatorias, lo que nos puede ayudar a combatir varios de los síntomas de la gripe o el resfriado.

Con información de Vivir más y mejor.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Salud

¿Conoces los beneficios del ajo?

Published

on

El ajo siempre ha sido una especia culinaria muy apreciada en toda la historia y, de hecho, hay registros en sánscrito que documentan remedios fabricados a base de ajo hace aproximadamente 5.000 años. Más adelante, llegó a denominarse “penicilina rusa”, debido a sus propiedades antibacterianas.

El ajo previene el riesgo de cáncer de pulmón

El antiguo médico griego Hipócrates, conocido como “el padre de la medicina occidental”, prescribía ajo para una amplia gama de patologías y enfermedades como problemas respiratorios, parásitos, mala digestión o fatiga. En la actualidad, un estudio llevado a cabo en el Centro Provincial de Jiangsu para el Control y Prevención de Enfermedades de China y publicado en la revista Cancer Prevention Research, reveló que las personas que comían ajo crudo al menos dos veces a la semana tenían un 44% menos de riesgo de desarrollar cáncer de pulmóm.

Previene el tumor cerebral

Diversos compuestos orgánicos del azufre que contiene el ajo han sido identificados como eficaces en la destrucción de las células en glioblastomas, un tipo de tumor cerebral mortal, según demostró un estudio de la Universidad de Medicina de Carolina del Sur (EE.UU.) y publicado en la revista Cancer. Esta investigación puso de relieve la importancia de los compuestos procedentes de plantas naturales para el control del crecimiento de las células tumorales en el cerebro humano.

Previene la osteoartritis de cadera

A los atletas olímpicos de la antigua Grecia se les suministraba ajo para mejora su rendimiento en las pruebas deportivas. En la actualidad, un estudio con 1.000 mujeres llevado a cabo por un equipo de científicos del Kings College de Londres y la Universidad de East Anglia (Reino Unido) y publicado en la revista BMC Musculoskeletal Disorders, reveló que las mujeres que seguían una dieta rica en vegetales tipo allium como el ajo, tenían menos signos de artrosis precoz en la articulación de la cadera.

El ajo es un potente antibiótico

A lo largo de la historia en el Medio Oriente, Asia Oriental y Nepal, el ajo se ha utilizado para tratar la bronquitis, la hipertensión, la tuberculosis, los trastornos del hígado, la disentería, la flatulencia, los cólicos, el reumatismo, la diabetes e incluso la fiebre. Hoy día tenemos constancia gracias a un estudio de la Universidad Estatal de Washington (EE.UU.) y publicado en la revista Journal of Antimicrobial Chemotherapy, que el sulfuro de dialilo, un compuesto del ajo, es 100 veces más eficaz que dos antibióticos populares para luchar contra la bacteria Campylobacter (una de las causas más comunes de infecciones intestinales).

Protege el corazón

Según una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory (EE.UU.) el trisulfuro de dialilo, un compuesto del aceite de ajo, ayuda a proteger el corazón durante la cirugía cardíaca y después de un ataque al corazón. En experimentos realizados con ratones de laboratorio, los científicos descubrieron que tras un ataque al corazón, los ratones a los que se les había suministrado sulfuro de dialilo tenían un 61% menos de daño cardiaco en comparación con los ratones no tratados con este compuesto.

El ajo ayuda a controlar el colesterol alto y la hipertensión

Un equipo de investigadores de la Universidad de Ankara (Turquía) se dispuso a determinar cuáles serían los efectos de la suplementación con extracto de ajo en el perfil lipídico en sangre (grasa) de los pacientes con niveles altos de colesterol. El estudio publicado en la revista Journal of Nutritional Biochemistry demostró que tras cuatro meses tomando este suplemento, los participantes tenían más bajos sus niveles de colesterol así como de presión arterial (ya que el ajo fortalece el potencial antioxidante de la sangre, una de las causas de reducción en la presión sistólica y diastólica).

Previene el cáncer de próstata

Un estudio publicado en la revista Journal of Cancer Prevention y llevado a cabo por un equipo de científicos del Departamento de Urología del Hospital de la Amistad en Beijing (China), concluyó que las verduras Allium, especialmente el ajo, se relaciona con un menor riesgo de cáncer de próstata.

Reduce el daño hepático provocado por el alcohol

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas durante un largo espacio de tiempo puede provocar una lesión hepática. Un equipo de científicos del Instituto de Toxicología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Shandong (China) reveló que el disulfuro de dialilo, un compuesto orgánico del ajo, podría tener efectos protectores contra el estrés oxidativo inducido por el etanol. El estudio fue publicado en la revista Biochimica et Biophysica Acta.

Protege contra el resfriado común

Un equipo de científicos del St. Joseph Family Medicine Residency en Mishawaka, Indiana (EE.UU.) reveló que la ingesta de ajo puede disminuir la frecuencia de los resfriados en adultos, aunque no tiene ningún efecto sobre la duración de los síntomas. El estudio fue publicado en la revista American Family Physician.

Con información de Muy interesante.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Salud

Nutrición, vital para fortalecer el sistema inmunitario

Published

on

La nutrición es uno de los pilares de la salud y el desarrollo. La mejora de la nutrición pasa por promover la salud de las madres, los lactantes y los niños pequeños; reforzar nuestro sistema inmunitario; disminuir las complicaciones durante el embarazo y el parto; reducir el riesgo de sufrir enfermedades no transmisibles (como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares), y prolongar la vida, establece la Organización Mundial de la Salud.

La buena nutrición ayuda a que los niños aprenden mejor en la escuela.

La gente sana es más fuerte, más productiva y está en mejores condiciones de romper el ciclo de pobreza y hambre y de desarrollar al máximo su potencial, describe la MS.

En este sentido, el doctor Francisco Herrera Morales, nutricionista de productos Nevada, asegura que los alimentos en su totalidad y los nutrientes que los componen ejercen un papel importante en el desarrollo y mantenimiento adecuado del sistema inmune.

“Es necesarios considerar que el sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones. Por medio de una serie de procesos, el cuerpo combate y destruye organismos infecciosos invasores antes de que causen daño”, afirma Herrera.

El nutricionista menciona por ejemplo, que un agente infeccioso entra en el cuerpo (inhalación o ingestión); y esto provoca que el sistema inmunológico detecta y ataque el agente infeccioso antes de que cause daño. Estos cuerpos externos se llaman antígenos y es necesario que estos antígenos puedan ser eliminados por el organismo lo antes posible.

“Para que el sistema de defensa realice adecuadamente su función, es necesario que las personas cuenten con estado nutricional óptimo, ya que muchas de esas funciones se llevan a cabo gracias a la acción de vitaminas y minerales que participan como cofactores (mediadores) para que los proceso se llevan a cabo”, enfatiza.

Vitaminas y minerales

Varios estudios han permitido comprobar que ciertas vitaminas y minerales poseen un papel esencial en el mantenimiento de la función inmunitaria.

Y como se mencionó anteriormente una dieta variada y equilibrada es lo que realmente va a permitir que el sistema de defensa se mantenga el nivel deseado. De acuerdo con la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) se reconoce que las vitaminas C, A, D, B6, B12, y el ácido fólico, y minerales como el hierro, el zinc y el selenio, entre otros; participan en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Herrera menciona que el consumo diario de un yogurt descremado, una porción de 30 gramos de queso fresco y un vaso de leche semidescremada permitirá satisfacer los requerimientos de las siguientes vitaminas y minerales que pueden proteger el sistema inmune: Vitamina A: 53%, Vitamina D: 66%, Vitamina B12: 116%, Ácido fólico: 20%, Hierro: 135, Selenio: 27% y Zinc: 26%Recuerde que una buena alimentación que incluya todos los grupos de alimentos en cantidades adecuadas, va a satisfacer las necesidades nutricionales para vivir saludablemente, especialmente en este tiempo de pandemia.

El nutricionista también recomienda seguir una dieta variada, basada en alimentos frescos y ricos en vitaminas y minerales., así como también, dormir el suficiente número de horas para favorecer el correcto funcionamiento de nuestro sistema de defensas, realizar de forma regular actividad física aeróbica de intensidad moderada (caminar a paso ligero, nadar, bicicleta, etc), aprender a llevar un ritmo de vida más relajado y a evitar el estrés.

La malnutrición, en cualquiera de sus formas, acarrea riesgos considerables para la salud humana. En la actualidad, el mundo se enfrenta a una doble carga de malnutrición que incluye tanto la desnutrición como la alimentación excesiva y el sobrepeso, sobre todo en los países de ingresos medianos y bajos.

Con información de Laestrella. com

Comenta con Facebook

Continue Reading
GEAVIG
MUJERES

Destacado

Todos los derechos reservados @ 2018 - 2020 De Luna Noticias