Tendrá T-MEC muy buenos resultados para México’: Seade

0 4

Los acuerdos complementarios que se negocian con los demócratas y la Oficina de Representante Comercial de Estados Unidos para avanzar en la ratificación del nuevo Tratado de Norteamérica en el Congreso estadounidense, no implican la firma de nuevo pacto al que ya fue ratificado por México, aclaró Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Con David Páramo en Imagen Radio, el subsecretario explicó que la discusión con los demócratas ha avanzado mucho en el último año y confió en que se alcanzará un paquete “reducido” de cambios, que son algunos poco significativos, sin embargo, otros, son “muy buenos para México”.

Abundó que el cambio más importante que México ha logrado es aquel con la solución de controversias y la integración de paneles por violaciones de alguno de los estados firmantes del T-MEC, y que nuestro país buscaba desde hace 26 años cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Insistió que en la negociación del T-MEC, cada país negoció un paquete enorme de obligaciones como fue la reforma laboral en México, aunque desestimó que la propuesta de la subcontratación impulsada en el Senado vaya impedir la ratificación del nuevo acuerdo comercial y agregó que lo que Estados Unidos y los demócratas están empujando es la norma de cumplimiento del tratado.

El funcionario expuso que los acuerdos que se alcancen no significan que el pacto suscrito con Canadá y Estados Unidos se vaya a cambiar, sino que es una especie complemento o ‘adendum’, al que se anexan los compromisos asumidos y que estarán ligados al primero y que, precisó, “se tienen que acordar, aprobar y ratificar”.

“El tratado ya firmado por los tres y en nuestro caso ratificado está como está y no se va cambiar, pero se puede firmar un tratado opcional, un adendum, una especie de posdata, en el cual toma ciertas medidas adicionales, ciertos compromisos, aclaraciones que están ligados al primero y que se tienen que ratificar en los tres países, y que se tienen que acordar, aprobar y ratificar”, insistió.

Señaló que, a diferencia de los acuerdos suscritos anteriormente, los nuevos compromisos deberán pasar por el Senado y por la Cámara de Representantes y el Senado en Estados Unidos, así como por el Parlamento de Canadá para que tenga “fuerza de ley” y no se convierta en un compromiso meramente ejecutivo.

Sobre los tiempos necesarios para alcanzar los acuerdos, Jesús Seade confió en que para el 12 o 14 de noviembre, los legisladores y el gobierno de Estados Unidos alcancen un consenso en su propuesta y para lo que, dijo, tanto Canadá como México tendrán que revisar.

“Si todo viene dentro de los parámetros de lo que se les ha repetido de manera insistente, que es aceptable para nosotros, podremos responder muy rápido, tres cuatro días y llegar a la ratificación en Estados Unidos, inclusive dentro del mes de noviembre, ya no digamos dentro del año en curso”, apuntó.

Sobre si la confirmación del T-MEC genera incertidumbre a la inversión, el funcionario de la cancillería aseguró que es claro que la ratificación del acuerdo con Canadá y Estados Unidos “va a salir” y agregó que lo más conveniente para los empresarios es apostar, invertir, ampliar la producción y ganar mercado.

Con información de Excélsior,