Connect with us

Medio Ambiente

El mono y el cacao: una relación que genera frutos para la conservación

Publicado

en

Cuenta una leyenda maya que los dioses, después de crear los valles, las montañas y algunos animales, concibieron a unos seres humanos de madera, pero éstos, al no tener alma ni entendimiento, eran incapaces de adorar a sus creadores. Los dioses se molestaron y decidieron destruirlos, poniendo en su contra a cuanto animal u objeto encontraban a su paso; pero, a pesar de ese intento, algunos de estos seres sobrevivieron, siendo confinados a vivir en los bosques, donde se convirtieron en monos.

En tiempos prehispánicos, observar al mono era sumergirse en el pasado imperfecto del ser humano, pues su inquietante semejanza con el hombre delataba el parentesco que existía con éste: “tiene manos humanas, pies humanos”, “su cara es un poco humana”, “come como un ser humano”, “se sienta como un hombre” dijeron los informantes nahuas de Sahagún, padre de la etnohistoria americana.

Pero aun cuando los monos eran vistos como hombres-bestia por su semejanza con el ser humano, también estaban relacionados con la alegría y con manifestaciones artísticas como la danza y el canto, pues éstas involucran emociones intensas y espontáneas. Se les podía encontrar en el calendario, representados por la deidad Ozomatli, como símbolo del décimo primer día de cada mes. Quienes nacían en esos días eran considerados individuos alegres y graciosos. Asimismo, los primates eran representados en fachadas, códices, vasijas, sellos y artículos de uso común (como vasos), tanto por su valor estético como por su importante función en la naturaleza como proveedores y dadores del cacao, la semilla sagrada.

Desde entonces era reconocida la asociación animales-plantas en el caso de los primates y la mazorca del cacao; así, mientras la planta le ofrecía una pulpa dulce y sabrosa al mono, éste dispersaba su semilla, ya sea porque consumía la pulpa junto con el grano, y al defecar lo distribuía, o porque al acarrear el fruto consumía la pulpa y desechaba el grano; en ambos casos, la semilla podía establecerse y crecer en sitios más alejados, completando así su ciclo natural. Desde esta perspectiva, el mono era vinculado con la fertilidad del cacao.

Del mismo modo, en la actualidad, la dispersión de semillas es uno de los procesos de interacciones ecológicas más importantes para la conservación de los ambientes naturales, incluyendo además la regeneración de sitios perturbados donde, a pesar de que son muchos los animales que cumplen esta función, pocos son los que pueden transportar semillas grandes, como lo hacen los primates.

Este fenómeno ha sido objeto de estudio entre los científicos interesados en estos mamíferos (primatólogos), quienes han demostrado que el paso de las semillas por el tracto digestivo de estos animales promueve un mayor establecimiento de plántulas que eventualmente podrían ser árboles de gran tamaño, lo que corrobora las observaciones que hicieron nuestros antepasados respecto a los monos y el cacao.

En México habitan tres especies de primates, dos de monos saraguatos o aulladores (Alouatta palliata mexicana y A. pigra) y una de mono araña (Atteles geoffroyi), las cuales, lamentablemente, están en peligro de extinción como consecuencia de la destrucción de su hábitat, de la caza para su venta como mascotas y de su uso con fines gastronómicos o curativos (según la medicina tradicional).

Es por lo anterior que las acciones encaminadas a la conservación de estas especies no sólo corresponden a quienes se dedican a su estudio, sino que deben involucrar tanto a instancias gubernamentales como a la sociedad.

Por su valor cultural y estético y por su papel en la dinámica de los ecosistemas es importante dejar la indiferencia y participar en estos esfuerzos, pues conservar a nuestros primates es mantener nuestra identidad a través de estas añoranzas históricas del pasado, pero sobre todo, preservaremos nuestros bosques y selvas que son patrimonio natural de la humanidad.

Con información de INECOL.

Comenta con Facebook

Medio Ambiente

Estudioso de la vida marina da su solución al sargazo

Publicado

en

Hace unos días se dio a conocer de la pérdida del 6 por ciento de la ocupación hotelera, en los 5 primeros meses del año, en el Caribe mexicano debido al sargazo y a la violencia que enfrenta el lugar.

Conrad Bergwerf, presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), dijo en entrevista con la agencia EFE que en los primeros cinco meses de 2019 hubo “un impacto lamentablemente negativo” con un “6 por ciento menos de ocupación en la zona” frente al mismo periodo de 2018. Además que ya se calculan pérdidas por 12 millones de dólares entre enero y mayo de este año.

Hasta el momento se han tomado medidas con las alga como colocar barreras de contención o realizar jornadas de recolección. Sin embargo, el camino ha sido lento porque el sargazo que llega a las costas muchas veces sobrepasa los trabajos de limpieza.

Ante este problema, Enrique Torre Campbell, estudioso de la vida marina, ideó un método llamado “Capitán Sargazo” que promete mayor eficacia y a un menor costo en el combate contra el sargazo, que según el hidrobiólogo Esteban Amaro, se calcula que sean entre 800 mil y un millón de toneladas las que lleguen este año a las costas mexicanas, una cantidad que quintuplica las 170 mil toneladas que llegaron en 2018.

“Empecé a pensar en una embarcación que fuera capaz de triturar como una podadora, pero que no sea carísima y sea eficiente. Que no se tenga que montar una máquina trilladora agrícola que el mar va a destruir en una semana, que tenga maniobrabilidad marina, la velocidad que necesitamos, fuerza para estar en el mar y navegabilidad”, dijo Enrique Torre Campbell en entrevista para SinEmbargo.

La idea es quitarle la flotabilidad a las algas a través de pequeñas lanchas, adaptadas con dos pontones, que pasen por encima de ellas como si fuese una podadora para reventar las esferas que permiten a las algas flotar y así logren sumergirse al fondo del mar.

Enrique explica que, con ello, se combatiría desde alta mar el problema y se evitaría que llegue a las costas acabando con la vida de las especies que arrastra a su paso.

“Cuando llega en grandes cantidades a la playa, lo que hace es que se pudre ahí. Se muere. Al podrirse se consume el oxígeno del agua y la zona afectada pierde vida, pero no nada más la del sargazo, sino la que está ahí, parte de la vida que traen las platas que viajan en corrientes marinas. En ella van pecesitos, caballitos de mar, cangrejos, camarones, casi puros bebés. Es un zona de refugio, de camuflaje, de transportes, etcétera”, comentó.

De hecho, recientemente, especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indicaron que desde 2018 han aparecido muertos en las costas del Caribe mexicano ejemplares de 72 especies principalmente peces pero también crustáceos y otros animales.

El Grupo Xcaret es el primero en sumarse a este proyecto denominado “Capitán Sargazo”, comentó Enrique Torre.

Apenas este viernes, dijo, se reunió con Miguel Quintana Pali, presidente y fundador de Xcaret en su oficina. Después de analizar la idea, relató Torre, el empresario llamó a tres miembros de su equipo técnico para analizarlo y levantar opiniones. “Sería una irresponsabilidad no intentarlo”, expresó Quintana Pali.

Originario de San Luis Potosí, y radicado desde hace 20 años en Cancún, Torre Campbell diseñó sus prototipos con lanchas que no rebasan en su costo los 220 mil dólares. Indica que creando pequeñas flotillas –de un total de 40 lanchas– para que sean lanzadas a los mantos de sargazo que recorren el mar de Quintana Roo podrán acabar significativamente él.

“Nosotros no somos enemigos del sargazo, somos enemigos del sargazo que tiene la potencialidad de llegar a la costa, morir y matar a otros especies”, sentenció.

Ahora Enrique Torre Campbell se encara en la búsqueda de personas interesadas en el tema para que ayuden a financiar su proyecto y así se logre poner en marcha. Los interesados en conocer más sobre el, pueden escribir al siguiente correo: capitansargazo@hotmail.com

Con información de Sin Embargo.


Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Medio Ambiente

Cambio climático culpable de la crisis del sargazo

Publicado

en

La problemática que azota actualmente al Caribe mexicano con la llegada de grandes cantidades de sargazo a la costa es una consecuencia del cambio climático, aseveró Roberto Parra, investigador del Centro del Agua para América Latina y el Caribe.

A decir del también catedrático del Tecnológico de Monterrey, esta condición tiene que ver con los drásticos cambios de temperatura que propician alteraciones en las corrientes marinas, por lo que el sargazo está siendo desplazado hacia las costas del Caribe, procedente del “Mar de los Sargazos”.

“El mar tiene ciertas corrientes bien definidas, sin embargo, con los cambios de temperatura hay un efecto importante en la oxigenación del mar”, dijo el Dr. Roberto Parra.

Detalló que los polos congelados son los responsables de inyectar el oxígeno al mar, por lo que de continuar el aumento de las temperaturas, la falta de oxígeno atentaría contra la vida marina y las consecuencias serán aún más graves.

La llegada del sargazo a las costas es un problema que no es exclusivo del Golfo de México, sino que afecta a todo el mundo y es un fenómeno que seguirá ocurriendo en los siguientes años.

Esta condición se agudiza con las descargas de aguas residuales al océano, ya que esto propicia a que el sargazo cuente con los nutrientes necesarios para alimentarse, señaló Miguel Ángel López, experto en aguas residuales y profesor del Centro del Agua para América Latina y el Caribe.

“Las algas crecen con nutrientes y esos nutrientes vienen de las descargas de aguas residuales, necesitamos hacer estudios en la zona”, dijo el Dr. Miguel Ángel López.

En este contexto, dijo que es necesario revisar las descargas residuales de la costa de Quintana Roo y velar por el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana, así como hacer una valoración de la cantidad de nutrientes presentes en el mar.

Asimismo, Roberto Parra indicó que el asunto del sargazo en las costas del Caribe debe abordarse de forma “integral”, pero además reconoció en ello, la oportunidad para el desarrollo de empresas de base tecnológica.

El sargazo puede transformarse en productos de valor como: zapatos, bolsas y proteínas, por lo que el Tecnológico de Monterrey, está gestando proyectos para el desarrollo de procesos, adelantó.

Con información de Tec.mx

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Medio Ambiente

Amenaza sargazo a África, Europa y Golfo de México

Publicado

en

El sargazo que asola a países del Golfo de México, la Cuenca del Caribe y Sudamérica amenaza a África y Europa y se prevé que se extienda por el Atlántico, desde el Mar de los Sargazos a islas Azores, Cabo Verde, Mar del Norte y el peñón de Gibraltar, según un informe del Instituto de Ciencias Oceánicas de Canadá, suscrito por los investigadores Jim Gower y Stephanie King.

El secretario de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, Alfredo Arellano Guillermo, informó que el sargazo se ha convertido en un problema global, por lo que es creciente el interés internacional por la Cumbre del Sargazo que se celebrará el próximo viernes 28 en Cancún, con participación de delegaciones de todo el mundo es creciente.

Inicialmente se invitó a los 19 países de la región afectados por el sargazo, pero hasta ahora se han recibido más de 300 solicitudes de registro de otros gobiernos, de organismos dedicados al estudio de la macroalga, universidades, centros de estudios internacionales, investigadores y científicos de todo el mundo.

Los científicos canadienses que analizan las causas —atribuidas en principio a falta de controles sobre emisiones químicas— por las que el Mar de los sargazos es desbordado por una biomasa de macroalgas marinas y microorganismos de miles de especies, crece un millón de toneladas al año, que son dispersadas por corrientes marinas a todo el mundo. “Las algas jóvenes llegan al Mar de los sargazos antes de julio y se suman a la biomasa que después navega en el Atlántico.

Al llegar al Golfo de México encuentran la oportunidad perfecta para que sus desechos se coagulen, formando lo que los estudiosos llamamos parches de basura exponen en el documento.

“Estas zonas son apenas perceptibles y bajo la presión implacable de las olas, los residuos se fraccionan en partículas microscópicas, lo que las hace aún más letales para el medio ambiente.

“Una vez reducidas a tamaño pequeño, esas partículas artificiales son ingeridas por el plancton, que a su vez alimenta toda la cadena alimentaria, hasta los depredadores del ambiente marino”, indican especialistas.

Además, señalan que “las corrientes marinas que fluyen desde el Golfo de México y la Cuenca del Caribe sigue a islas Azores, islas Canarias, costas de España y Portugal, hacia Europa, a costas mediterráneas y Mar del Norte”.

Otro informe, del doctor Crissy Huffard —doctor en biología y defensor ambientalista reconocido—, afirma que “los océanos de todo el mundo están cambiando por la temperatura del agua y la acidez del océano que van en aumento mientras las concentraciones de oxígeno se reducen.

En el Mar de los sargazos, como en otros lugares, la detección de los efectos biológicos de esto a largo plazo es un desafío formidable.

Las colonias de organismos vivos varían dramáticamente en períodos cortos. “Nosotros mostramos que las que viven en ese mar están cambiando. El siguiente paso para la ciencia es averiguar por qué».

Colonias de organismos El Mar de los Sargazos tiene más de mil millas de ancho y 3 mil millas de largo, ocupa casi dos tercios del Atlántico Norte.

En él, flotan manchas de sargazo que albergan a una gran variedad de peces, caracoles, cangrejos y microorganismos. “A primera vista, los animales que viven entre sargazos parecen aislados del mundo.

Pero estas colonias de organismos pequeños son llevadas por las corrientes marinas a centros de alimentos oceánicos muy grandes. “En ellos proveen alimentos a aves, tortugas marinas, atún rojo y otros migrantes de largas distancias.

Esas “balsas de sargazo han sido designadas hábitat esencial de los peces, por el Consejo de Administración de Pesca del Atlántico Sur”, indica el equipo encabezado por el doctor Huffard. Alfredo Arellano consideró que es probable que en la Cumbre de Cancún no se alcancen soluciones definitivas para las invasiones de sargazo, pero se sentarán bases para nuevos encuentros y abordar todo lo relacionado con el sargazo, problema muy vasto y complejo.”

Además, el funcionario dijo que en el acto se esperan delegaciones encabezadas por ministros de Turismo y Medio Ambiente y delegados de los países afectados por el sargazo.

Daños a diversas especies marinas

Aparte de graves daños al turismo, medio ambiente, economía e imagen de Quintana Roo, el sargazo deja un vasto saldo de daños colaterales: afecta a pescadores de langosta, peces de escama, camarón, moluscos y crustáceos, que han disminuido su población por la toxicidad del alga; lo mismo ocurre con el tiburón ballena y la tortuga marina, cuya migración se reduce.

Así lo evidencia un inventario preliminar de daños elaborado por Milenio junto con investigadores, productores, pescadores y responsables de áreas protegidas, afectadas por las invasión masiva de sargazo que desde el año pasado recala en playas quintanarroenses.

Con información de Milenio.


Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Destacado

Todos los derechos reservados @2018 De Luna Noticias

Positive SSL