Así fue la inauguración de Tokio 2020

0 175

Así fue la inauguración de Tokio 2020.

La noche cayó sobre la capital japonesa y con ese telón de fondo empezó a las 8:00pm (hora local) este viernes la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Son una Olimpiadas marcadas por la pandemia del covid-19, que obligó —por primera vez en la historia— a aplazarlas un año.

Como no podía ser de otra manera, estos Juegos Olímpicos especiales tuvieron una ceremonia fuera de lo común, con las gradas ocupadas apenas por unos pocos dignatarios extranjeros (como el presidente de Francia, Emmanuel Macron) y el emperador japonés, Naruhito.

La ceremonia, que duró casi cuatro horas, fue acorde a estos tiempos: sobria, respetuosa y llena de homenajes a los que han enfrentado las mayores dificultades durante la pandemia.

El acto inaugural se realizó en el estadio olímpico de Tokio, escenario principal de los juegos de 1964 y remodelado para esta ocasión con la guía del arquitecto Kengo Kuma.

Música y banderas

La ceremonia comenzó con un homenaje a los deportistas que se esforzaron y llegaron a Tokyo 2020, recordando el lema de estas Olimpiadas es “Unidos por la emoción”.

Varios deportistas japoneses representaron ese esfuerzo con una coreografía en la mitad del estadio olímpico de Tokio.

Una bella danza hecha con hilos rojos, que simbolizaban el tejido de los músculos de los atletas —fundamentales para lograr sus gestas—, llenó el campo del estadio.

Tras esto fueron presentados el emperador Naruhito y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. Ambos dieron paso a la bandera de Japón, que fue llevada por varias glorias del deporte olímpico.

La bandera fue izada mientras la famosa cantante japonesa Misia entonaba el himno nacional.

La ceremonia continuó con un homenaje a los fallecidos por la pandemia del covid-19, por los cuales se hizo un minuto de silencio.

La larga historia de Japón se hizo también presente en la inaguración y una serie de danzas mostraron cómo el país anfitrión se formó y llegó a tener la riqueza cultural que posee en la actualidad.

El baile finalizó con la construcción de los cincos anillos olímpicos en medio del estadio. Y los fuegos artificiales iluminaron el cielo de Tokio.

Hubo otro momento de homenajes: la entrega del laurel olímpico, con el que se reconocen aportes a la justicia social y el espíritu olímpico.

Este año le fue otorgado a fue Muhammad Yunus, premio Nobel de Economía.

Y luego llegó uno de los momentos más emocionantes: el ingreso de las delegaciones. Comenzó Grecia, como es tradición por ser cuna de los primeros Juegos, y finalizó con Japón, el país anfitrión.

Nuestra enviada especial, Tamara Gil, informó que se habían registrado protestas contra la celebración de los Juegos Olímpicos en las afueras del estadio mientras la ceremonia estaba en marcha.

Tokio y varias ciudades japonesas se encuentran bajo estado de emergencia por la covid-19.

Tras el desfile de las delegaciones, se hizo el tradicional juramento de los deportistas, con el que se promete respetar las normas y sobre todo el espíritu olímpico.

Por primera vez lo hicieron seis atletas. Tres hombres y tres mujeres.

A ello le siguió un momento protagonizado por niños: una presentación llamada “Unidad en la diversidad”, en la que varios de ellos llevaron bloques de colores hacia varias partes del escenario y formaron el logo que identifica a la competencia.

Y fue replicado por drones en el cielo de Tokio en lo que se transformó en un hermoso espectáculo de luces.

Después, fue el momento de los discursos.

Uno de ellos fue el de la presidenta del comité de organización de los JJ.OO., Seiko Hashimoto, quien agradeció a los atletas haber viajado a Tokio a participar en las Olimpiadas en “estos tiempos difíciles”.

El presidente del COI, Thomas Bach, también hizo referencia a la pandemia.

“Este es un momento de esperanza. Sí, es muy diferente al que esperábamos, pero valoremos este momento. Estamos todos aquí juntos”, dijo.

Entonces, al son del “Bolero” de Maurice Ravel y del Let Us Cling Together de Queen, la antorcha olímpica llegó al estadio.

Fue llevada por varias glorias del deporte japonés que se fueron pasando la antorcha.

Y fue la tenista japonesa Naomi Osaka quien tuvo el honor de encender el pebetero que da comienzo de manera oficial a los Juegos Olímpicos de Tokio.

TE PUEDE INTERESAR: Equipo de Voleibol se pondrá a prueba en Tokio 2020

Así fue la inauguración de Tokio 2020

Con información de BBC https://www.bbc.com/mundo/deportes-57942188