Connect with us

Social

Estas son las opciones para denunciar acoso sin ser revictimizada en el MP

Publicado

en

Denunciar acoso en México es un camino lleno de obstáculos y barreras. En 2017 solo se denunció el 10.4% de los delitos, según la Encuesta Nacional sobre Victimización y Percepción (Envipe). Las principales razones para no denunciar fueron que se consideró una pérdida de tiempo, hay desconfianza a la autoridad, trámites largos, complicados y actitud hostil de la autoridad.

A ello se suma que solo nueve personas fueron sentenciadas por acoso y hostigamiento sexual en el país, según el Censo Nacional de Impartición de Justicia Estatal 2018; y que las mujeres que denuncian hostigamiento y acoso sexual no sólo se enfrentan a un panorama de impunidad, sino de revictimización en donde los agentes del Ministerio Público minimizan la violencia y las culpan por lo ocurrido, al preguntarles sobre la ropa que usaban, si consumieron alcohol previo al ataque, o la edad de su primera relación sexual.

Pero existen algunas vías a las que la víctima puede acudir para realizar una demanda sin tener que vivir la revictimización que es común en un juzgado. La primera de ellas es no acudir a una Fiscalía en una primera instancia.

Surya Palacios, abogada de Posetto Palacios, comentó a Animal Político que es recomendable que las víctimas de hostigamiento y acoso sexual acudan primero con un abogado para que con su asesoría realice por escrito una denuncia de hechos constitutivos del delito. En la denuncia, la víctima debe narrar de manera detallada y de ser posible, documentar, el acoso sexual que sufrió.

El abogado puede ser privado o de alguna organización de la sociedad civil que acompaña casos de violencia. La Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, por ejemplo, ofrece asesoría y acompañamiento legal gratuito.

La ventaja de optar por esta vía, según la abogada, es que la víctima podrá narrar con calma los hechos de violencia, hostigamiento y acoso sexual. Frente al abogado, la víctima se encontrará en un ambiente de mayor tranquilidad para recordar los sucesos y detallarlos punto por punto. Con la narración de la víctima, el abogado podrá priorizar los elementos que pueden acreditar que la persona realizó un delito al acosar sexualmente.

De lo contrario, si la víctima acude directamente al Ministerio Público, los funcionarios plasmarán en la denuncia lo que consideren conveniente según sus criterios. Las denuncias pueden ser más fuertes y efectivas si son redactadas por un asesor jurídico.

Si además del acoso y hostigamiento hay amenazas que ponen en riesgo la integridad o riesgo de la víctima, se puede acudir a un refugio. La Red Nacional de Refugios agrupa refugios privados y públicos de todas las entidades para mujeres y niños en situación de riesgo por violencia familiar, sexual, de género y trata.

El documento redactado junto con un abogado debe presentarse ante la Oficialía de Partes de la fiscalía o procuraduría estatal de justicia correspondiente. La víctima recibirá una copia de la denuncia sellada y con fecha.

Una vez ingresada la denuncia, la víctima será notificada en qué Ministerio Público debe ratificar. La víctima puede dar seguimiento a la denuncia con el número de folio para conocer en qué parte del proceso se encuentra su denuncia antes de llegar al Ministerio Público.

En la ratificación en el Ministerio, la víctima debe procurar estar acompañada del abogado. De acuerdo con Palacios, los Ministerios Públicos tienden negar a las denunciantes estar acompañadas de un abogado. Sin embargo, no existe ninguna ley que lo prohíba. Bajo el principio de derecho, quien puede lo más, puede lo menos, si un presunto delincuente tiene el derecho de tener un abogado cuando realiza una declaración, una víctima también.

El papel del abogado en la rectificación es recordar los derechos de la víctima —establecidos en el artículo 52 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia— y la posibilidad de fincar responsabilidades o inhabilitar al funcionario por ignorar los derechos de las víctimas.

En la Ciudad de México, el acoso sexual tiene una pena de hasta tres años de prisión. Cuando el acoso se deriva de relaciones laborales, la pena es de un año cuatro meses hasta cuatro años de prisión, depende de la gravedad de la conducta.

De acuerdo con el artículo 994 de la Ley Federal de Trabajo, se impondrá una sanción de 250 a 5000 veces el salario mínimo general (entre 25 mil 670 pesos y 513 mil 400 pesos), si un patrón realiza actos de hostigamiento sexual o permite actos del mismo tipo contra sus trabajadores. Si la institución o empresa encubre o tolera una agresión o acoso sexual, la víctima puede acudir a la Procuraduría federal del trabajo (Profedet). La víctima también puede acudir a la Profedet si fue despedida tras denunciar acoso sexual.

Asociaciones que ofrecen asesoría legal a víctimas de acoso sexual:

Asociación para el desarrollo integral de mujeres violadas (ADIVAC): Brinda asesoría legal y psicológica para víctimas de violencia sexual e imparten cursos para la prevención del delito.

Católicas por el Derecho a Decidir: Además de defender los derechos sexuales y reproductivos, la organización cuenta con una área jurídica para atender violencia contra mujeres que ofrece asesoría jurídica previa.
Centro de Apoyo a la Mujer Margarita Magón: La asociación ofrece servicios de contención psicológica, asesoría legal y talleres sobre violencia.

Coordinadora Nacional de Ayuda a Mujeres Indígenas.: La organización está especializada en la atención a mujeres indígenas en la Ciudad de México.También atienden a trabajadoras del hogar que son acosadas por sus patrones.
Casa Gaviota: La asociación ofrece grupos de reflexión sobre violencia, terapia psicológica y asesoría jurídica.

Con información de Animal Político.

Comenta con Facebook

Social

DogTv, el canal exclusivo para perros

Publicado

en

Contra la creencia popular, los perros no ven en blanco y negro, sino en cierta gama de colores, como el azul, lo cual ha ocupado un canal de televisión para tener público canino.

DOGTV acaba de llegar a México con una programación de 24 horas, diseñada para que los perros que lo vean, se tranquilicen en caso de estar solos en casa o simplemente entrenar el oído.

“Son más 500 horas de material los que se han hecho”, menciona Shay-Lee Barcan, international marketing & partnerships manager del canal de paga.

La programación, apunta la ejecutiva, se agrupa en tres contenidos: relajación, movimiento y exposición a diversos sonidos.

“Hay personas que al principio creen deben acomodar el color a la tele, pero estos están hechos a propósito para que lo pueda ver el perro”.

“La relajación es música, panoramas; la parte de estimulación son cosas más activas como pelotas o perros en movimiento y la de exposición a sonidos está hecha para que el perro oiga sonidos con los que no está muy familiarizado o resultan agresivos, como relámpagos y sirenas, para que no se desesperen”, destaca.

DOGTV, detalla Barcan, fue desarrollado, entre otros, por expertos mundiales en comportamiento canino y veterinarios.

“Muchos científicos han dado importancia a no dejar a sus perros solos en casa, sino con música para que se sientan más seguros y así nació el canal”, recuerda.

Detalla que hubo estudios en los cuales perros fueron expuestos a diversas señales de televisión y, cuando veían el canal del que forma parte, su estrés bajaba.

Jaime Cano, de la asociación Adóptame México, que se ocupa de rescatar perros de calles, señala que el canal es una ayuda.

“Esto no quiere decir que no se promuevan actividades entre perros, normalmente”, considera.

Por ahora, señala Beke Lubeach, general manager de DOGTV, los contenidos también forman parte de refugios y peluquerías caninos, observando resultados favorables entre su público de cuatro patas.

Con información de Informador.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Social

En 2018 hubo más de 4.3 millones de quejas por fraudes cibernéticos en México

Publicado

en

Del periodo de enero a diciembre de 2018, las quejas por fraudes cibernéticos crecieron 25% respecto del mismo periodo de 2017, lo que equivale a un monto aproximado de 4 millones 313,844 quejas en comparación con 3 millones 443,605 de 2017.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el monto reclamado a causa de estos fraudes cibernéticos ascendió a 9 millones 517,200 pesos, cantidad de la cual se bonificó sólo el 55% y 88 de cada 100 fraudes cibernéticos se resolvieron a favor del usuario.

En el ámbito de fraudes tradicionales, la Condusef destaca que el año pasado llegaron a 2 millones 961,218 quejas, mostrando una disminución de 15%, es decir 3 millones 134,353 de 2017.

La Condusef señala que de enero a diciembre se llevaron a cabo por la vía del comercio electrónico (e-commerce) 4 millones 144 mil 189 reclamaciones; por la vía de banca móvil 115,962; en operaciones por internet por personas físicas 48,082; por personas morales 4,754 mientras que por pagos por celular 857.

Robos de identidad

En el periodo de enero a diciembre de 2018, se llevaron a cabo 3,105 robos de Identidad (RI) cibernéticos disminuyendo 16% respecto del mismo periodo del 2017 en donde se efectuaron 3,689.

Los fraudes cibernéticos relacionados a las tarjetas de crédito no paran de crecer, de la misma forma que ha aumentado el uso de los medios de pagos electrónicos, señala un informe de la compañía MejorTrato.com.mx.

Cristian Rennella, CEO del sitio de comparación señala que si bien el 95% de las tarjetas vigentes en México tienen el sistema de chip EMV que reduce drásticamente las posibilidades de fraude físico, esta tecnología no representa ninguna protección contra fraudes en compras online.

La firma comparte algunos conejos sobre protección al fraude online.

  1. No anote los datos de la tarjeta, especialmente el pin CVS. No pase todos los datos de su tarjeta por email, y evite darlos por teléfono o mensajería instantánea. Si se encuentra en el banco, no pida ayuda de extraños para hacer operaciones en los cajeros automáticos.
  2. Nunca tomarle fotos a la tarjeta Si alguien llega a tener acceso a nuestra galería de imágenes, y allí encuentra una foto de nuestra tarjeta, no solo esa persona habrá obtenido automáticamente un binn. Sino que, usando ingeniería social y algunos programas informáticos, puede intentar realizar compras a nombre del titular de la tarjeta
  3. Revisar periódicamente el resumen o suscribirse a notificaciones de seguridad Es importante verificar con frecuencia las transacciones bancarias y el extracto para asegurarse de que no hubo ninguna transacción irregular. Compruebe que la empresa o banco responsable de su tarjeta tiene alguna tecnología de alerta por mensaje SMS o e-mail si ocurre alguna actividad sospechosa registrada en su tarjeta
  4. Descargue la app de su banco Si bien existen bancos 100% online, para aquellos que aún no usan la app de su banco, esta puede ser una buena idea en materia de seguridad con las tarjetas de crédito. El servicio de banco en línea es cada vez más confiable.
  5. Cuidado con las llamadas y correos electrónicos sospechosos. No abra mensajes con facturas atrasadas; pueden contener archivos sospechosos o capturar sus datos. Tampoco proporcione por email contraseñas o códigos de acceso o de validación para transacciones digitales (como clave de seguridad y token). También es importante no acceder a enlaces y sitios web con orientación de personas que entran en contacto por teléfono o e-mail. Si entran en contacto con usted a través de estos canales, desconfíe.

Con información de Forbes.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Social

Medios de comunicación ¿Medios de manipulación?

Publicado

en

Digamos las cosas como son: es una vergüenza el rol miserable que los medios de comunicación están jugando en la guerra psicológica que EE.UU. libra contra Venezuela.

Esta situación enloda el honor del periodismo y de los propios periodistas utilizados como instrumentos para derrocar por cualquier medio, incluyendo la intervención armada, a un gobierno legítimo y democrático.

Los propietarios de los medios de información han puesto sus poderosas máquinas modeladoras de opinión pública al servicio de una campaña ruin que dirige la batuta norteamericana.

El periodismo se ha convertido en cómplice de una operación de guerra que intenta sumir al pueblo venezolano en el caos y desesperación. La guerra psicológica ha creado el umbral necesario para la intervención armada con que Trump y su pandilla amenaza a diario a Venezuela.

Sin duda hay periodistas que participan en esta siniestra labor con plena conciencia de lo que están haciendo. Ellos son escuderos ideológicos del sistema que los empresarios de la información utilizan para que se encarguen de la tarea sucia. En esta sentina del periodismo –oculta para el público- se amasan las opiniones editoriales y los “reportajes” unilaterales que esquivan la verdad y omiten aspectos esenciales de la realidad. El mensaje –multiplicado por mil canales- que a diario recibe la opinión pública es un amasijo que viola los fundamentos y la ética del periodismo. El pueblo es sometido al bombardeo de la guerra psicológica que se guía por métodos muy diferentes a los del periodismo.

Sin embargo aún estamos a tiempo de rescatar la honra del periodismo. Aunque -por ahora- sea imposible torcer la dictadura de los propietarios de los medios, cuyos intereses están firmemente uncidos a los de las élites nacionales y del imperio, los periodistas que amamos y respetamos nuestra profesión debemos protestar contra esta situación que nos convierte en sumisos esclavos de la mentira.

No se trata que los periodistas defiendan a la revolución bolivariana –que en mi caso sí lo hago-, sino que defiendan los fueros del periodismo. Esto es, el respeto de la verdad como norma inviolable de la profesión. El periodista tiene el deber de investigar la verdad y el derecho de difundir sin mutilaciones el fruto de su trabajo profesional.

El periodismo tiene una función social muy importante que no puede quedar subordinada a los intereses de los empresarios y de los anunciantes de los medios. El código ético del periodismo se guía por principios humanistas y no por intereses mercantiles. Su deber por lo tanto es presentar toda la verdad para que sirva de base a la formación de las grandes corrientes de opinión.

En tal sentido el coraje de Venezuela para enfrentarse al mastodonte norteamericano bien merece el homenaje de la verdad. Y hacerlo tiene que ver con el honor del periodismo.

Con información de Cubadebate.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Destacado

Todos los derechos reservados @2018 De Luna Noticias

Positive SSL