Hotel Valentín maltrata a sus trabajadores en complicidad con la CROC

1 3

La mañana del 4 de diciembre, trabajadores del Hotel Valentín que se encuentra ubicado entre Playa del Carmen y Puerto Morelos, realizaron un plantón en las afueras del centro de hospedaje debido a que no cuentan con las prestaciones laborales que requieren y su sindicato, la CROC, los ha ignorado recurrentemente en el reclamo.

Los trabajadores se apostaron en las entradas del hotel para hacer patente su reclamo ya que existen irregularidades importantes como el cobro en el centro de alimentos, el no pago de utilidades de manera correcta, no tienen bonos ni prestaciones u horas extras, hostigamiento laboral por parte de jefes departamentales y la dirección del hotel, los bajos sueldos (los stewards ganan 300 pesos a la semana) y ya está afectando casi a 600 trabajadores de este hotel.

“No hay pago de horas extras, el departamento de cocina que trabaja tres cuatro horas diarias no se le paga ni una hora extra en 11 años, los eventos tenemos un departamento de bodas trabajando y no han pagado un solo peso de eventos en todo este tiempo. Ahorita estamos pidiendo todo esto nosotros, pero me dice el director que no hay dinero, que el próximo año va a estar muy bajo, x o y (…) este sindicato en realidad no me representa, nunca nos ha representado. 11 años y no cobramos lo que debe ser, se rezagó la propina desde hace 7 años, y ahorita el sindicato maneja una pagadora dentro del sindicato, se están llevando arriba de 30 mil pesos a la semana, es el sindicato de la CROC” señaló Guillermo Paredes Yañez.

Los trabajadores levantaron directamente la denuncia ante la Secretaría del Trabajo y durante el transcurso de la mañana esperaban la llegada de un representante de esta instancia para que constatará las condiciones laborales en que se encuentran y respecto a la CROC, el ex-delegado en este hotel, Guillermo Paredes,  manifestó que ya están buscando desafiliarse de esa mafia ya que “Han venido gentes sindicales que no meten las manos, todo lo tienen ya planeado, ya nada más vienen a sentarse a que los otros los envuelvan ahí en su choro, llevamos cuatro meses tratando de resolver el conflicto y no aprueban nada a favor del empleado”, por lo cual ya están en tratos para abandonar este sindicato y unirse a uno de Cancún.

“Nos vamos a afiliar a otro sindicato de Cancún, ya tenemos gente afiliada, estamos haciendo todo el movimiento, y a la gente que menos gana es a la que asustan más, se la han pasado diciendo que la van a correr, que esto que el otro, por miedo,, la gente tiene necesidad y nosotros también, pero somos de bares y restaurantes los que más nos incorformamos porque vemos las carencias de los demás, los pobres jardineros trabajando y ganando 300 pesos semanal, o sea, con eso no vives, y ahora los sueldos miserables, no han hecho la revisión del contrato,el tabulador de los salarios ni siquiera lo han traido, le decimos directamente al sindicato y nos dicen que sí y que sí pero no traen nada, o sea, no saben ni siquiera cuánto estamos ganando en realidad, y si nos corresponde lo que estamos ganando” manifestó Paredes Yáñez.

A pesar de sentir temor por la represalia que podría ocasionar este conflicto, los trabajadores continuarán con el reclamo ya que consideran que están siendo maltratados y hostigados.