Descubren molécula que podría sustituir a la insulina

0 54

Descubren molécula que podría sustituir a la insulina.

Una pequeña molécula podría hacer la gran diferencia entre evitar lastimarse diariamente la piel al inyectarse o ingerir una cápsula para mantener en óptimas condiciones los niveles de glucosa en la sangre. Todo dependerá de los resultados que obtengan los científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), quienes descubrieron que una molécula, cuyo sitio activo es de apenas cinco átomos, reduce los niveles de glucosa en la sangre, por lo que aquellas personas que padecen diabetes mellitus tipo I y tipo II en etapa avanzada podrían disponer de un nuevo tratamiento para el control de su enfermedad.

La mayoría de las personas que padecen diabetes y utilizan insulina necesitan al menos dos inyecciones al día para mantener un buen control, pero hay quienes necesitan tres o cuatro inyecciones diariamente, las cuales deben aplicarse cada vez en un sitio diferente para evitar inflamación o endurecimiento del tejido graso subcutáneo. La molestia de la inyección disminuye el apego al tratamiento y facilita el desarrollo de complicaciones a largo plazo.

Por ello, esta molécula que estudia el grupo de investigación liderado por la científica Guadalupe Cleva Villanueva López, adscrita a la Sección de Estudios de Posgrado e Investigación (SEPI) de la Escuela Superior de Medicina (ESM), podría significar una mejor calidad de vida para quienes padecen dicha enfermedad luego de que realicen las pruebas de farmacocinética para valorar la posibilidad de administrarla vía oral.

HALLAZGO FORTUITO

La doctora Cleva Villanueva ha realizado diversos estudios con ratas diabéticas desde hace más de una década con resultados prometedores, sin embargo éste fue un hallazgo fortuito que cambió el rumbo de la investigación, ya que originalmente se había planeado hacer el estudio con otra sustancia.

“Para reducir el nivel de glucosa en ratas diabéticas probamos una sustancia que sólo se puede disolver con algunos solventes a los que llamamos vehículos; a un grupo de roedores le inyectamos el compuesto diluido y a otro únicamente el disolvente. Durante la evaluación observamos que ambas sustancias reducían la glucosa, por lo que decidimos usar en los experimentos únicamente el vehículo sin el compuesto original. Nos sorprendimos ante el efecto, así que repetimos los ensayos en diversas ocasiones y en todas ellas comprobamos que el efecto de la molécula es parecido al de la insulina”, explicó.

ESTUDIOS

La integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), Nivel I, precisó que el estudio consistió en administrar el vehículo vía intraperitoneal diariamente durante 14 semanas a un grupo de ratas hembras y machos con diabetes tipo I (que sólo puede tratarse con insulina), a otro conjunto de roedores diabéticos no le administraron el solvente y a un tercer grupo de animales sanos le aplicaron el diluyente.

Durante el estudio corroboraron que el primer grupo se mantuvo estable con un índice entre 150 y 180 miligramos por decilitro (mg/dl) de glucosa en la sangre; mientras que los animales sin tratamiento murieron luego de alcanzar índices glucémicos de 600 mg/dl, asimismo desarrollaron cataratas de forma similar al ser humano; en tanto que las ratas sanas registraron hipoglucemia y murieron por esa causa.

PAPEL DE LA INSULINA EN EL ORGANISMO

La insulina es una de las hormonas que produce el páncreas y juega un rol protagónico para mantener el adecuado equilibrio en el cuerpo. Actúa como una llave que abrela cerradura de las puertas de las células para que la glucosa entre y se utilice como energía. Cuando por falta de insulina la glucosa no puede entrar a las células, se acumula en la sangre y, si no se aplica algún tratamiento, causa complicaciones a largo plazo.

Después de cada comida, el sistema nervioso detecta que hay alimento en el estómago y, a través de los nervios, envía señales eléctricas al páncreas para que éste libere enzimas al intestino e insulina al torrente sanguíneo y se use la glucosa como fuente de energía para todos los procesos del organismo.

Cuando la actividad de la insulina no es suficiente (porque el páncreas no la está produciendo en cantidades adecuadas), o porque no funciona apropiadamente, la glucosa se acumula en la sangre, lo cual ocasiona una serie de complicaciones que, con el paso del tiempo, producen daños en el cuerpo y disminuyen significativamente la calidad de vida de las personas; la elevación de glucosa en la sangre se conoce como hiperglucemia y es un signo característico de la diabetes mellitus.

PATENTE

Todo nuevo tratamiento requiere de múltiples pruebas para garantizar que no cause reacciones adversas al organismo. En ese sentido, la investigadora politécnica detalló que para descartar efectos tóxicos y corroborar la inocuidad de la molécula, realizaron pruebas de función hepática y renal a las ratas diabéticas con tratamiento y los resultados de ambas fueron normales.

De esa forma, y luego de administrar de forma ininterrumpida la pequeña molécula durante el tiempo que duró el estudio, el grupo de investigación –en el que participan Evelyn Mateos Romero y Arturo Alva Félix-Díaz, alumnos de doctorado y licenciatura, respectivamente–, confirmó que ésta actúa de manera similar a la insulina, por ello la doctora Villanueva López realizó los trámites correspondientes y obtuvo la patente provisional en Estados Unidos.

La investigadora politécnica subrayó que para conseguir la patente definitiva del nuevo tratamiento iniciarán las pruebas de farmacocinética para evaluar su efecto vía oral y, dependiendo de esos resultados, determinarán si es posible administrarlo por esa vía o si prueban su eficacia vía subcutánea.

Destacó que la protección provisional del hallazgo garantiza que nadie pueda realizar investigaciones en diabetes con esa molécula, lo cual les da ventaja para profundizar los estudios, producto del talento científico del Instituto Politécnico Nacional, y tener la posibilidad de revolucionar el tratamiento de esta enfermedad que aqueja a millones de personas en el mundo y en México representa la segunda causa de muerte entre la población.

TE PUEDE INTERESAR: Advierte la Ssa no aplicar vacuna a hiperalérgicos

Descubren molécula que podría sustituir a la insulina

Con información del Instituto Politécnico Nacional https://bit.ly/3c9Jdr5