Pese amparo, empresa hotelera construye hotel sobre duna de Playa Delfines

0 17

• Regidores del Ayuntamiento de Benito Juárez omisos ante ecocidio
• Solicitan firma y apoyo ciudadano para detener la edificación
• No se ve trabajo de los tres niveles de gobierno con recoja y tratamiento de sargazo

Por Verónica Fajardo

Este domingo visité playa “Delfines”, en donde se encuentra el mirador de Cancún y una de las pocas playas públicas que le quedan a los cancunenses. Mi curiosidad me llevó en pleno calor a ver a la activista ecologista Katherine Ender, quien pertenece a la asociación “Los Guardianes del Manglar” y quien logró que los mangles de Tajamar no fueran destruidos para construir departamentos de lujo y plazas comerciales.

Ender Córdova solicitó por las redes sociales asistir para apoyar con firmas ciudadanas para que no se construya el hotel que hace dos años se suspendió en Playa Delfines.

Recuerdo que hace dos años, -trabajaba como reportera en un periódico local- los regidores de la administración pasada del Ayuntamiento de Benito Juárez suspendieron la obra revisaron los permisos, la fecha de la venta del terreno y gracias a los concejales se prohibió la edificación. Esto ayudó a que Ender pudiera defender la playa con un amparo, el 1680 del Juzgado del Distrito que aún está vigente.

Pero los empresarios de esta empresa Royal Solaris, al parecer hablaron con autoridades municipales para reanudar las permisos, porque ya existen obreros trabajando dentro del predio y al parecer escarban el subsuelo de arena.

Los turistas nacionales e internacionales hacen una enorme fila sin importar el calor, desean tomarse una foto en las letras de CANCUN. Y pienso “mientras ellos se divierten, los que vivimos en este hermoso lugar nos angustia escuchar los incendios en la selva, la construcción de más hoteles, el sargazo como contingencia ambiental y pareciera que ninguna autoridad hace nada”.

Una mesa, cuatro sillas, una sombrilla cinco personas recibiendo las firmas y una fila de 20 personas esperaban signar para evitar la construcción del hotel sobre las dunas de playa delfines. Con la activista ecologista había 10 personas más organizando esta consulta, entre ellos Víctor Somohano luchador incansable y también muy criticado por la clase política.

Al bajar a la playa para ver los daños, veo una montaña de sargazo sobre la banqueta por el calor la pestilencia es terrible del alga, pequeños tractores recogen el sargazo, pero la duda es ¿A dónde se lo llevan?

La ecologista responde energéticamente: “La forma en cómo lo recoge la autoridad es lamentable porque no cuentan con conocimiento, deben poner una membrana porque el sargazo al ser extraído de la playa suelta químicos como lixiviados parecidos a la basura. Además de que el corral de los nido de tortugas siente las vibraciones de los tractores y de la construcción de este hotel, muchas tortugas no nacerán por estas circunstancias”.

Sobre la construcción que está cercada con láminas para que nadie observe lo que se hace, veo una Iguana atorada entre éstas hojas de metal no puede salir, no tiene comida ni agua, su piel está lastimada porque no hay forma salvarla.

Los Guardianes del Manglar, solicitaran en esta semana la audiencia con los regidores del Ayuntamiento de Benito Juárez y de ser omisos, entonces realizarán el mismo proceso legal que Tajamar, instancias federales e internacionales para defender una de las pocas playas que nos queda a los cancunenses y a los turistas del mundo.

El próximo sábado habrá recolecta de firmas en donde las niñas y los niños pueden también participar, la hora, siete a 10 de la mañana.

Con información de Musa del siglo XXI.

https://www.facebook.com/223278681835041/posts/470386177124289/