Connect with us
QuedateEnCasa

Published

on

En 72 horas, la confianza -y el ego británico- se desvaneció como niebla ante la inminente escalada de casos de Covid-19 en el país: en 72 horas, el primer ministro, Boris Johnson, cambió su discurso de recomendar un confinamiento voluntario a los ciudadanos a “emergencia nacional” con intervención policial. Sin rodeos ni adornos, Boris, en un mensaje breve éste 23 de marzo, ordenó a la población “quedarse en casa”.

Pero Boris no solamente lanzó un “quedarse en casa”, también siguió con una represiva sentencia que los españoles experimentan actualmente: “Si no sigues las reglas, la policía tendrá los poderes para hacerlas cumplir, incluso a través de multas y retenciones”. ¿Qué pasó con ese primer ministro que minimizaba la pandemia hace una semana para llegar al punto de la represión?

“A partir de esta noche debo dar al pueblo británico una instrucción muy simple: ‘usted debe quedarse en casa’. Porque lo que debemos hacer es detener la propagación de la enfermedad entre los hogares. Es por eso que a las personas sólo se les permitirá salir de su hogar para los siguientes propósitos muy limitados”…

“Comprando necesidades básicas, con la mayor frecuencia posible, una forma de ejercicio al día, por ejemplo, una carrera, un paseo o bicicleta, solo o con miembros de su hogar. O cualquier necesidad médica, para proporcionar atención o para ayudar a una persona vulnerable. Y viajar hacia y desde el trabajo, pero sólo cuando esto es absolutamente necesario y no se puede hacer desde casa. Eso es todo, estas son las únicas razones por las que debe salir de su casa”.

El pasado viernes 20 de marzo, en el esperado mensaje a la nación, después de abordar, en días pasados, la pandemia y la paralización de Europa sin el rigor ni seriedad sugerida por la Organización Mundial de Salud (OMS), Boris Johnson anunció medidas extraordinarias en apoyo a los empresarios y trabajadores para que, paulatinamente, accedieran a un confinamiento voluntario: subvenciones, exención de impuestos y una inyección exorbitante de recursos para cubrir el 80 por ciento del salario de aquellos que no rebasaran las 2 mil 500 libras al mes.

La prensa y la ciudadanía aplaudió al primer ministro, quien, muy a su estilo, irreverente y sin códigos establecidos, pedía prudencia, distanciamiento social y reclusión no obligatoria para combatir el virus y cuidar a los grupos más vulnerables. La mayoría de los británicos siguieron con sus vidas: las peluquerías seguían a tope, los restaurantes daban servicio para llevar, el transporte público no cesaba. El virus parecía una anécdota lejana, un enemigo débil. Italia y España se veían como dos ejemplos de mala gestión política ante la adversidad. Reino Unido no es Europa, no es Italia ni España, ni China, ni Irán, ni Estados Unidos.

“Si tus amigos te piden que te reúnas, deberías decir no… No deben ir de compras, excepto para circunstancias esenciales como la comida y la medicina. Y usted debe hacer esto tan poco como sea posible. Y use los servicios de entrega de alimentos cuando pueda. Si no sigues las reglas, la policía tendrá los poderes para hacerlas cumplir, incluso a través de multas y retenciones”, sentenciaba Boris, tras 72 horas de recomendaciones amables y ventilar un millonario rescate a la economía.

El mensaje de Boris Johnson fue corto, directo, al estilo británico: “Para garantizar el cumplimiento de las instrucciones del gobierno de permanecer en casa inmediatamente: cerrar todas las tiendas que venden productos no esenciales, incluyendo tiendas de ropa y electrónica y otras instalaciones, incluyendo bibliotecas, parques infantiles y gimnasios al aire libre, y lugares de culto; detendremos todas las reuniones de más de dos personas en público, excluyendo a las personas con las que vives; y detendremos todos los eventos sociales, incluyendo bodas, bautizos y otras ceremonias, pero excluyendo funerales. Los parques permanecerán abiertos para el ejercicio, pero las reuniones se dispersarán”.

Reino Unido ya es Europa nuevamente, al menos en estrategia contra el Covid-19: “Ningún primer ministro quiere promulgar medidas como esta. Sé el daño que esta interrupción está haciendo y hará a la vida de las personas, a sus negocios y a sus trabajos. Y es por eso que hemos producido un enorme y sin precedentes programa de apoyo tanto para los trabajadores como para las empresas”, lapidó Boris en su mensaje, completamente solo, sin asesores a su lado, sentado, sin el músculo imaginario de líder que le hizo ganar unas elecciones entre la controversia de un Brexit.

6 mil 726 personas infectadas y 335 muertos por Covid-19 han obligado al primer ministro Boris Johnson a ordenar a los ciudadanos de Gran Bretaña e Irlanda del Norte confinamiento por tres semanas. ¿Pero qué lo obligó a reprimir, a cortar libertades con multas, a usar la fuerza como medida contra una pandemia que, en su momento, no fue tomada en serio?

“VENCEREMOS AL CORONAVIRUS Y LO VENCEREMOS JUNTOS. Y POR LO TANTO, LES INSTO EN ESTE MOMENTO DE EMERGENCIA NACIONAL, A QUEDARSE EN CASA, PROTEGER NUESTRO NHS (SISTEMA DE SALUD) Y SALVAR VIDAS”.

Una cosa es la inacción, minimizar y la represión. El virus en Europa no sólo enferma y mata, por ahora, también quita libertades.

Con información de Deshuesadero.

https://bit.ly/39gdizW

Comenta con Facebook

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Deporta Trump sin trámite y a deshoras

Published

on

En la actual emergencia por coronavirus, el gobierno de Estados Unidos deporta a mexicanos de madrugada y sin mediar trámites.

Jaime Bonilla, gobernador de Baja California, afirmó que estas deportaciones vía fast track se hacen a altas horas de la noche y sin la debida presencia de personal del INM, lo que ocasiona que los migrantes no encuentren albergues abiertos y se expongan a la inseguridad.

Por la frontera bajacaliforniana EU deporta cada día al menos a 150 mexicanos, a quienes no aplica protocolos para detectar COVID-19.

En la frontera Coahuila-Texas algunos repatriados denuncian que las deportaciones son de madrugada.

Tamaulipas activó una alerta al tener conocimiento que EU retorna a mexicanos a horas atípicas y solicitó a la Federación intervenir para que personal médico revise la salud de los deportados.

Encargados de albergues y comedores para migrantes en Sonora afirman que la Patrulla Fronteriza retorna indocumentados de madrugada, cuando es más difícil realizar análisis para detectar casos de coronavirus.

Ayer, el gobierno de Trump comenzó a liberar migrantes detenidos en Luisiana, mientras el país padece la pandemia, denunciaron abogados.

Acusan deportación sin trámites

Autoridades de los estados fronterizos del norte acusan que los repatriados son enviados sin revisión sanitaria, pese a la pandemia.

Estados fronterizos de México con Estados Unidos denunciaron que el vecino del norte está deportando a migrantes a altas horas de la noche y sin trámites de por medio.

El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, aseveró que en estos momentos EU está expulsando vía fast track a los mexicanos indocumentados, al grado en que “ni siquiera están haciendo los trámites de deportación para México”.

En ocasiones, autoridades migratorias de EU deportan a paisanos a altas horas de la noche sin la debida presencia del personal del Instituto Nacional de Migración, lo que ocasiona problemas e incluso que estas personas, sin tener un rumbo fijo al cual dirigirse, toquen las puertas de los albergues para migrantes que ya se encuentran cerradas, afirmó.

A la frontera bajacaliforniana deportan, al menos, a 150 paisanos al día y a veces hasta cada noche, sin la obligada presencia de personal oficial, son expulsados de EU sin las debidas medidas de salud que garanticen que vienen libres de coronavirus.

En la frontera de Coahuila con Texas algunos repatriados han denunciado que las deportaciones se hacen de madrugada; tal es el caso de Elías Rodríguez, de Zacatecas, quien informó que trabajaba en EU, cuando de repente llegó una redada donde detuvieron a varias personas.

Narró que eran las 3:00 horas cuando fue deportado junto con 15 personas; “de madrugada no hay filtros para que nos tomen la temperatura, si venimos con algún síntoma del virus”, sostuvo el hombre de 45 años.

El gobierno de Tamaulipas activó la alerta al tener conocimiento que personal de la Us Customs and Border Protection envían en horas no establecidas a repatriados.

El temor es por la grave situación que EU está enfrentado a causa de la pandemia.

La Secretaría General de Gobierno confirmó haber solicitado a la Federación la inmediata intervención para control del flujo migratorio y los mexicanos repatriados sean ingresados en horas en que autoridades puedan revisar su estado de salud.

Entre enero y febrero EU expulsó a nueve mil 997 mexicanos, número que ingresó por los cruces fronterizos de Tamaulipas. El de Nuevo Laredo es un cruce permanente, mientras que los de Reynosa-Hidalgo y Matamoros-Bronwsville se turnan cada mes.

Denuncias

Encargados de albergues y comedores para migrantes en la frontera entre Sonora y Arizona afirman que desde la semana pasada que inició la epidemia en Estados Unidos, la Patrulla Fronteriza realiza deportaciones de indocumentados por la madrugada, cuando es más difícil para las autoridades sanitarias realizar los análisis para detectar casos sospechosos.

Gilda Loureiro, representante legal del Albergue San Juan Bosco IAP, indicó que por el día hay personal de la Secretaría de Salud, Aduanas y oficiales de la Guardia Nacional que realizan el filtro de tamizaje para buscar los síntomas del coronavirus.

El padre Samuel Lozano de los Santos, encargado de Iniciativa Kino Border en México, advirtió que esta situación se agravó a partir de la implementación del Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), una medida que buscaba mantener fuera de las fronteras de Estados Unidos a las familias que solicitan asilo en ese país hasta que las autoridades estén listas para estudiar sus peticiones.

En Chihuahua, los 14 albergues para migrantes que se encuentran en Ciudad Juárez fueron cerrados por las autoridades de migración.

Cabe destacar que el gobierno de EU inesperadamente comenzó a liberar a inmigrantes detenidos en Luisiana, mientras el país atraviesa la actual pandemia de coronavirus, informaron abogados inmigratorios.

Varios de los abogados dijeron que les notificaron que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) comenzaría a liberar a sus clientes, a algunos de los cuales les habían negado la libertad condicional. Nathalia Dickson, abogada en Baton Rouge, Luisiana, señaló que conoce a 16 personas que serán liberadas de una cárcel.

Con información de Excélsior.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Internacional

Presidente de Filipinas ordena matar a los que violen cuarentena

Published

on

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a las fuerzas de la ley «disparar a matar» a aquellas personas que violen los requisitos de la estricta cuarentena por la pandemia de COVID-19, en un discurso televisado la noche del miércoles (01.04.2020).

«No dudo. Mis órdenes son para la Policía y el Ejército. En caso de problemas o de una situación en que la gente se pelee y sus vidas estén en peligro, dispárenles a matar», aseveró el mandatario tras señalar que el brote viral «está empeorando».

Duterte dijo que también pediría a la Policía que castigue a los que atacan a médicos y trabajadores de la salud con productos químicos tóxicos. «Quienes causen problemas morirán de hambre en las cárceles», advirtió.

El gobernante filipino formuló esa declaración horas después de que la Policía interrumpiera en un mitin en la barriada de San Roque, en Manila, donde una veintena de personas se lanzaron a las calles a pedir ayuda humanitaria. La mayoría de ellas fueron detenidas.

 

Duterte también acusó a grupos civiles de izquierda de instigar la protesta: «Izquierdistas, ustedes no son el gobierno. No anden por ahí causando problemas y disturbios porque ordenaré su detención hasta que finalice el brote».

El presidente obtuvo la semana pasada «poderes especiales» del Congreso para lidiar con la pandemia en una ley que incluye la provisión de 200.000 millones de pesos (4.000 millones de dólares) para repartir entre 18 millones de hogares desfavorecidos del país, donde el 16 % de la población vive bajo el umbral de la pobreza.

Sin embargo, la ayuda está bloqueada porque el gobierno todavía elabora «una base de datos consolidada» de los beneficiarios.

Defensores de derechos humanos y grupos civiles han denunciado este jueves las palabras del presidente, que se regaron rápidamente por las redes sociales, donde la etiqueta #OustDuterte (expulsar a Duterte) es tendencia desde anoche.

Con información de DW.

Comenta con Facebook

Continue Reading

Internacional

Solicitudes de ayuda por desempleo en EU tocan nuevo récord histórico

Published

on

El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo se disparó a un máximo récord por segunda semana seguida, ante el aumento de las medidas de confinamiento para contener el avance del coronavirus, que según economistas empujó a la economía del país a una recesión.

Los pedidos iniciales de ayuda estatal por desocupación treparon a una cifra desestacionalizada de 6.65 millones en la semana terminada el 28 de marzo, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

Las cifras superaron por mucho la estimación mediana de 3.5 millones realizada por economistas consultados por Reuters. Las proyecciones más altas del sondeo llegaron a los 5.25 millones.

El reporte semanal gubernamental, el dato más en tiempo real sobre la salud de la economía, ofreció la evidencia más clara hasta la fecha de que el mayor auge del empleo en la historia de Estados Unidos concluyó probablemente en marzo.

Más del 80% de los estadounidenses está sometido a algún tipo de confinamiento, por encima de los menos del 50% de hace un par de semanas, lo que dejó a las oficinas estatales de empleo sepultadas bajo una avalancha de solicitudes.

La pandemia provocó un aumento sin precedentes en el número de estadounidenses que busca asistencia gubernamental. La cifra actual ya superó las solicitudes de beneficios durante la recesión de 2007-2009, que tocaron un pico de 665,000, en una época en la que se perdieron 8.7 millones de empleos.

Economistas dijeron que el país debe prepararse para un alza continuada de los pedidos por desempleo, refiriéndose en parte a las generosas cláusulas incluidas en el histórico paquete fiscal por 2.2 billones de dólares rubricado por el presidente Donald Trump el viernes, así como el alivio de los requisitos para que los trabajadores busquen beneficios.

Los datos de pedidos de la semana pasada no estarán incluidos en el esperado reporte de empleo de marzo, que se conocerá el viernes. Para este informe, el Gobierno encuestó a negocios y hogares a mitad de mes, cuando apenas un puñado de estados tenía en vigor órdenes de quedarse en casa.

No obstante, se trata de un aperitivo a la carnicería que se avecina. Minoristas como Macy’s, Kohl’s Corp y Gap Inc dijeron el lunes que darán licencia a miles de empleados por el prolongado cierre de sus tiendas.

“Un vistazo por encima a las industrias más afectadas sugiere una pérdida potencial de nóminas de más de 16 millones de empleos”, dijo David Kelly, de JPMorgan Funds en Nueva York. “La pérdida será suficiente como para impulsar la tasa de desempleo desde cerca de un 3,5% al 12,5%, que sería la más alta desde la Gran Depresión”.

Con información de Forbes.

Comenta con Facebook

Continue Reading
GEAVIG
MUJERES

Destacado

Todos los derechos reservados @ 2018 - 2020 De Luna Noticias