Connect with us

Cultura

Felipe Ángeles; Revolución y humanismo

Publicado

en

El 19 de noviembre de 1919, Felipe Ángeles fue fusilado en el Cuartel del 21/o. Regimiento de Caballería de Chihuahua luego de enfrentarse a la traición. De acuerdo con los periódicos de la época, Ángeles mostró serenidad en el momento de su ejecución y fue él mismo quien eligió el lugar donde recibiría la muerte, negándose a que le vendaran los ojos.

Esa entereza y convencimiento de hacer frente a las circunstancias fueron características que acompañaron a Felipe Ángeles a lo largo de las diferentes etapas de su vida, desde que se formó en el ejército porfiriano, pasando por su nombramiento como oficial federal de alto rango durante el maderismo, hasta su participación en la lucha armada como revolucionario.

Felipe Ángeles nació el 13 de junio de 1868 en el pueblo de Zacualtipán en un recién creado estado de Hidalgo y en medio de un México agitado por las invasiones extranjeras y la transformación política y social. Su madre fue Juana Ramírez y su padre Felipe Ángeles Melo, quien ostentó el grado de coronel y participó en la Guerra México-Estados Unidos y en la Intervención Francesa.

Las labores de su padre ocasionaron que la familia se asentara en diversos lugares, pero Felipe Ángeles logró realizar su educación primaria en Huejutla, para después ingresar al Instituto Literario de Pachuca y al cumplir cerca de 14 años ingresó becado al Colegio Militar del Castillo de Chapultepec, donde demostró vocación para el estudio y destacó como intelectual, centrándose en la teoría y en la escritura de artículos y libros; además, egresó como uno de los más ágiles y sobresalientes artilleros del país.

Fue profesor de matemáticas y de otras disciplinas en la Escuela Militar de Aspirantes, como profesor se interesó en la pedagogía al apelar a la necesidad de una reforma en la educación que se recibía en el Colegio Militar, apostando por una educación humanista centrada en el libre albedrío, en oposición a la educación militar caracterizada por la disciplina exacerbada.

“El afán de superación intelectual es una de las características de Ángeles y un elemento clave en su trayectoria poco común. Por un lado, fue y se asumió profundamente militar, pero jamás decayó en él la imperiosa necesidad vital, espiritual, ética, del pensamiento libre”, señala la investigadora Odile Guilpain en su ensayo El general Felipe Ángeles: humanismo y educación militar.

Mientras se encontraba en Europa en México estalló la Revolución y Felipe Ángeles fue convocado por Madero de regresó al país para ser nombrado director del Colegio Militar y nombrado General Brigadier. Francisco I. Madero le confió una campaña en contra de la rebelión zapatista, por lo que Ángeles trazó una estrategia conciliadora que buscaba instaurar la paz en la región Sur del país tras la promulgación del Plan de Ayala por parte de Emiliano Zapata.

La labor de Ángeles fue de pacificación, ya que se diferenciaba de la estrategia de represión y exterminio emprendida por Juvencio Robles, estratagema que solo avivaba más la rebelión zapatista. Por el contrario, Ángeles consiguió que Zapata aceptara entrevistas y diálogos y dejó de manera tácita su intención de terminar con los métodos represivos de quienes lo antecedieron, pues buscaba una tarea de sosiego y progreso.

“Ángeles llevó a cabo lo que podría llamarse ‘una guerra de caballero’ y suspendió casi todas las represalias contra la población civil. Los prisioneros eran bien tratados y no ejecutados. Su actuación pacificadora, en una primera etapa, dio resultados reconocidos (…)”, señala Odile Guilpain, quien asegura que Felipe Ángeles fue un intelectual que apostaba por el humanismo y la educación como una forma de transformación rumbo al progreso.

Tras el golpe de Estado militar orquestado por Victoriano Huerta y conocido como la Decena Trágica, y debido a su lealtad a la lucha maderista, Felipe Ángeles fue detenido junto a Francisco I. Madero y José María Pino Suárez; sin embargo, gracias a su prestigio y arraigo militar no fue fusilado.

Felipe Ángeles fue exiliado a Francia, donde vivió hasta su regreso al país en 1913. Una vez de vuelta en México se unió a la lucha constitucionalista liderada por Venustiano Carranza, quien lo nombró secretario de Guerra y posteriormente solo subsecretario.

En 1914 se une a las filas de Francisco Villa y su ejército de la División del Norte, iniciando una estrecha relación con Villa, a quien mostró su lealtad enfrentándose a sus antiguos aliados; así Felipe Ángeles se convirtió en un hombre de confianza para Villa.

Su trayectoria y experiencia como guerrillero y militar le permitieron obtener la victoria en diversas batallas, entre las que destaca la toma de Zacatecas, ocasión en la que el general Francisco Villa venció a las fuerzas del entonces presidente Victoriano Huerta el 23 de junio de 1914.

También destacan las batallas de Torreón y de San Pedro de las Colonias, las cuales contribuyeron a la derrota militar del huertismo.

Tras el triunfo del constitucionalismo, Felipe Ángeles se fue al exilio en Estados Unidos en 1916, pero regreso en 1918 para continuar al lado de Villa hasta que, como resultado de una traición, fue capturado en noviembre de 1919 y condenado a la pena capital. Finalmente, murió fusilado el 26 de noviembre de 1919 en el Cuartel del 21/o. Regimiento de Caballería, en la ciudad de Chihuahua.

Con información de Secretaría de cultura.

Comenta con Facebook

Seguir Leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

En México las parteras mueren sin heredar su conocimiento

Publicado

en

Aura Renata Gallegos Vargas, egresada de la Maestría en Educación para la Interculturalidad y la Sustentabilidad (MEIS) del Instituto de Investigaciones en Educación (IIE) de la Universidad Veracruzana (UV), desarrolló una investigación en el Centro de Iniciación a la Partería en la Tradición de Nueve Lunas, ubicado en Oaxaca.

Su proyecto de profesionalización “Formar parteras desde la tradición: estrategias para la continuidad de la partería en Oaxaca y México. Experiencias del Centro de Iniciación a la Partería en la Tradición de Nueve Lunas”, fue dirigido por Juliana Merçon y coordinado por Verónica Moreno Uribe.

Aura Gallegos es egresada de la Licenciatura en Historia de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa; sin embargo, se distanció de la academia, luego de un par de trabajos realizados con pueblos indígenas y barrios originarios en la Ciudad de México.

También formó parte de la tercera generación del Centro de Iniciación a la Partería en la Tradición de Nueve Lunas. Siendo aprendiz de partera ingresó a la MEIS, posgrado que, en sus palabras, diversifica la legitimidad de los saberes.

En su investigación sustenta estadísticamente que las políticas públicas hacia las parteras, iniciadas en 1970, les quitaron legitimidad. Incluso, lejos de beneficiarlas, devinieron en el desuso de sus prácticas.

Ejemplo de ello es que en 1985 las parteras atendían 30 nacimientos de cada 100 en el país; para 2018, tres de cada 100, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

“La caída más rotunda fue entre 2000 y 2005, cuando se registraron 200 mil partos menos”, aseveró.

Entre otras cosas, se generaron mecanismos de coacción para que las mujeres parieran en los hospitales, “entonces, hoy no tenemos aprendices. Las parteras son grandes, viejas y están muriendo sin enseñar un saber que se creó en generaciones, en cientos de años.

”Estamos en un momento en que cada día mueren saberes centenarios, porque no hay quién los aprenda, porque las aprendices acompañamos y asistimos a una partera que ejerce la profesión y si ésta no ejerce, no hay posibilidad de aprender. ¡Es un epistemicidio!”

Nueve Lunas

El Centro de Iniciación a la Partería en la Tradición de Nueve Lunas, ubicado en la capital de Oaxaca, fue fundado en 2004 por María Cristina Galante Di Pace y Araceli Gil Archundia, y se dio a la tarea de identificar las comunidades donde las mujeres todavía parían asistidas por parteras.

En la investigación, Aura Gallegos realizó un recorrido histórico del centro y cómo sus planteamientos iniciales cambiaron de acuerdo al panorama.

Por ejemplo, se pretendía que la formación como partera fuera reconocida por la Secretaría de Educación Pública, pero las abuelas no podrían ser las maestras al carecer de grado académico.

“Lo que hago es contextualizar el medio hostil en el que trabaja el Centro de Iniciación, cómo busca caminos para que las mujeres jóvenes aprendan de las abuelas parteras, las múltiples dificultades que estamos teniendo y nuestros retos.”

Finalmente, la entrevistada planteó: «¿Cómo vamos a retribuir para que los partos vuelvan a las comunidades? Ésa es una de nuestras tareas y se nos atraviesa la historia de clases sociales y de colonialidad del poder; para entender esto ha sido muy enriquecedora la MEIS”.

Información Universidad Veracruzana.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Cultura

Guillermo Arriaga gana el Premio Alfaguara de novela

Publicado

en

El guionista mexicano Guillermo Arriaga ganó el Premio Alfaguara de novela 2020 por su libro “Salvar el Fuego”.

“En Salvar el Fuego, Guillermo Arriaga, #PremioAlfaguara2020, se sirve tanto de una extraordinaria fuerza visual como de la recreación y reinvención del lenguaje coloquial para lograr una obra de gran verosimilitud”, destacó la editorial en su cuenta de Twitter.

Arriaga es conocido por haber participado en guiones de las películas “Amores perros”, “21 gramos”, “Babel”, “Los tres entierros de Melquiades Estrada” y “The Burning Plain”.

“Con mucha alegría les comparto que gané el Premio Alfaguara con mi novela “Salvar el fuego”. Gracias al jurado por seleccionarme y comparto este premio con cada escritor y escritora que participó en esta edición”, comentó el escritor.

Los miembros del jurado que decidieron quién es el ganador del Premio Alfaguara 2020 fueron Antonio Lucas, Edurne Portela, Juan Villoro, Jesús R. Trueba, Laura Alcoba, Pilar Reyes (con voz pero sin voto).

“Es una novela polifónica que narra con intensidad y con excepcional dinamismo una historia de violencia en el México contemporáneo”, consideró Villoro, también literato.

Con información de Forbes.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Cultura

El cine en la biblioteca proyectará «Un embrujo» dentro del ciclo «Yucatán es Maya»

Publicado

en

“Costa de Yucatán, México, durante la década de los años 30. Eliseo es un adolescente de 13 años que se ha iniciado en el amor al conocer a Felipa, su profesora de colegio. Por su diferencia de edad, ella tiene que abandonar el pueblo cuando se descubre la relación. Eliseo se queda solo, triste y nostálgico. Pasan los años y, ya adulto, se casa con otra mujer por obligación. Juntos llevan una vida rutinaria como cualquier otra pareja pero no ha podido olvidar a su primer amor. Diez años después, Felipa regresa y abre las heridas que no llegaron a cerrarse.”

“Son siete las historias entreveradas las que ofrece, en una producción de época que ocurre en las décadas de los veinte y treinta. Al lado de la biografía de los personajes «va la trama grande de la historia de Yucatán, con algunas cosas de humor, de cierta fatalidad que marcan a los personajes»” (Carlos Carrera, La Jornada).

  • Dirección: Carlos Carrera.
  • Producción: Guillermo del Toro.
  • Fotografía: Rodrigo Prieto.
  • Duración: 130 minutos.
  • Reparto: Blanca Guerra , Mario Zaragoza, Daniel Acuña, Luis Fernando Peña, Ricardo Rentería, etc.
  • Premios: 10 Ariel; un Coral; dos Tatú – Tumpa.
  • Clasificada para mayores de 15 años

La cita es en la Biblioteca pública «Jaime Torres Bodet». Av. 30 con calle 78, col. Colosio, Playa del Carmen, Q.Roo.

Entrada libre.

Sinopsis: Sensacine

Comenta con Facebook

Seguir leyendo
Descuentos municipales

Destacado

Todos los derechos reservados @2018 De Luna Noticias