Connect with us

Social

Persisten retos en el trabajo doméstico

Publicado

en

La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que las personas dedicadas al trabajo doméstico cuenten de manera obligatoria con seguridad social incentivará mejorías en uno de los sectores más abandonados y vulnerados en México. Pese a que la resolución hará que se modifique la ley para que las trabajadoras de este sector accedan a sus derechos, no todas podrán hacerlo, además, persiste el problema de los bajos salarios, la tercerización y la flexibilidad derivada de los cambios en el mercado laboral.

La semana pasada el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aprobó y lanzó el programa piloto para que los empleadores puedan otorgar seguro social a las trabajadoras, pero ahora está el reto de que verdaderamente lo consigan y de que mejoren la remuneración de este sector ya que casi 75% de quienes trabajan en él ganan entre uno y dos salarios mínimos, además de que con los cambios en el mercado laboral quienes se emplean el sector se han encontrado son la tercerización a través de empresas de outsourcing y de aplicaciones móviles que fomentan la precariedad laboral.

“La ley ha discriminado por años a las personas que se desempeñan en este sector, no hay jornadas limitadas, no hay prestaciones, no hay nada”, aseguró Tania Espinosa Sánchez, coordinadora para América Latina de Mujeres en Empleo Informal Globalizando y Organizando (WIEGO, por sus siglas en inglés).

Por su parte, Marcelina Bautista, fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar, comentó a EconomíaHoy.mx que han identificado las tres modalidades en las que se da el trabajo en el hogar, las trabajadoras que trabajan en una sola casa, las que laboran en varias y las plataformas a través de las cuales prestan sus servicios, en este sentido, dijo que el programa tendría que contemplar esas tres modalidades para implementar un mecanismo que garantice verdaderamente la formalización del trabajo.

“Tenemos que empezar a ver el mundo del trabajo de una forma diferente, el IMSS debe encontrar el mejor modelo que facilite a las trabajadoras y a los empleadores, que sea accesible y que contemple las necesidades y las características propias del trabajo doméstico”, indicó Bautista.

También indicó que debido a los bajos salarios de la mayoría de las trabajadoras si se les pide que paguen su seguro, será difícil, por lo que uno de los retos es garantizar que tengan un salario justo por el trabajo que hacen y así puedan hacer sus aportaciones.

Detalló que además es necesario definir un salario profesional, lo cual implica que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) defina un salario justo para que tengan un incentivo de querer aportar más a su seguridad social.

“No es que no quieran aportar, es que a la mayoría de las trabajadoras del hogar apenas les alcanza para su pasaje, su comida, sus hijos, hay trabajadoras que ganan 50 o 100 pesos al día, ni para qué preocuparse por tener seguridad social porque eso se vuelve inviable por el salario que perciben”, lamentó Bautista.

La resolución de la SCJN, emitida el 5 de diciembre, declaró inconstitucional que la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyan el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, lo cual provoca discriminación contra dichas trabajadoras, por lo que, tanto el Congreso como el IMSS tendrán que hacer las modificaciones necesarias.

El 95% de quienes integran el sector del trabajo doméstico son mujeres y con un total de 4.5 millones de trabajadoras conforman 10% de la Población Económicamente Activa (PEA) femenina, quienes hasta hoy han estado excluidas de la legislación laboral nacional, por lo que no tienen derecho a seguridad social ni a vacaciones remuneradas, ni a percibir un aguinaldo.

TERCERIZACIÓN

El trabajo doméstico es otro sector que se ha “uberizado” y con ello se ha profundizado la precariedad de sus trabajadores. Así como existen aplicaciones móviles para contratar transporte en automóvil, envío de comida u otros productos, en México ya existen por lo menos cuatro apps para obtener servicios de limpieza del hogar.

En este sentido, Tania Espinosa Sánchez dijo que uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las trabajadoras domésticas es a la tercerización del trabajo, que representa una dificultad añadida para la nueva legislación.

“Es uno de los retos, qué va a pasar con las modificaciones ahora que la seguridad social ya es obligatoria, ahora el marco jurídico ya les garantiza que tienen derechos que esas plataformas no les cubren. La tercerización sucede en muchos ámbitos laborales, y tiende a la flexibilidad laboral en la que básicamente se trabaja sin tener derechos”, advirtió la especialista.

De acuerdo con Christian Mendoza, investigadora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, el primer reto será difundir los derechos de las trabajadoras y también darle la información a los empleadores para que puedan cumplir con sus obligaciones.

Si bien, uno de los retos que enfrentará hacer obligatorios los derechos laborales de las trabajadoras domésticas será crear un método sencillo para que los patrones puedan cumplir con su obligación, esta tarea se vuelve más compleja con las trabajadoras que trabajan para más de un patrón.

Aunque no existen cifras oficiales al respecto, Espinosa Sánchez asegura que ya son pocas las trabajadoras de planta que trabajan para un solo empleador. La mayoría tienen múltiples patrones, lo que hace más complicado diseñar políticas públicas para que varios patrones cubran la seguridad de una persona, pero es lo que se va a tener que hacer porque es donde se encuentra la mayoría de los casos.

“Se tiene que diseñar e implementar un plan piloto que además de facilitar los trámites debe hacer una campaña de promoción para que las trabajadoras del hogar conozcan y exijan sus derechos laborales”, afirmó.

DESIGUALDAD

Por otra parte, Christian Mendoza aseguró que los países más de desiguales a nivel mundial, como México, tienen mayores índices de contratación de trabajo doméstico. El incremento del trabajo doméstico guarda una relación con el incremento de la desigualdad, aseguró.

Como parte de esta desigualdad la organización México Social ha destaco que el incremento del trabajo doméstico evidencia la incapacidad del país y de su nuestro modelo de desarrollo de generar las oportunidades y puestos de trabajo requeridos por una población económicamente activa que crece significativamente mes con mes.

Con información de El Universal.

Comenta con Facebook

Seguir Leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Amiga ¿Sufres acoso? Ambulantes ofrecen ayuda a mujeres

Publicado

en

Como una muestra de solidaridad para que las mujeres se sientan seguras en sus recorridos en la capital, comerciantes ambulantes han pegado letreros en sus puestos con los que invitan a las víctimas de acoso sexual y de intento de secuestro a levantar la voz y pedir ayuda.

Las cartulinas verdes fluorescentes, en las que se lee “Amiga si alguien te está siguiendo o molestando acércate a este puesto y te ayudaremos #NiUnaMás”, fueron colocadas en los puestos que se ubican en las inmediaciones de la estación del Metro Balderas, en la intersección de Niños Héroes y Río de la Loza, alcaldía Cuauhtémoc.

Los letreros tiene el objetivo de que las mujeres que sufren esta clase de violencia se animen a pedir apoyo y que los delincuentes piensen dos veces las cosas antes de acosar a una mujer, aseguró María Guadalupe Suástegui, quien tiene un puesto de tacos de guisado.

“Como ciudadanos no nos queda más que unirnos, apoyarnos. Con los letreros esperamos que las chicas se animen a gritar, se acerquen si se sienten atemorizadas y que los maleantes lo piensen dos veces”, destacó.

En entrevista, la vendedora compartió que en los ocho días que lleva instalado su puesto no le han solicitado ayuda. Sin embargo, mencionó que hay rumores de que en esta estación fue secuestrada una chica.

Por ello, cuando personal de la alcaldía le pidió sumarse a esta muestra de solidaridad no pensó ni un segundo en brindar su apoyo a las mujeres; “y la verdad esperemos que no recurran a nosotros pero la realidad es que vivimos una inseguridad que no nos deja estar tranquilos”.

Por su parte, Santiago Martínez y Estefany Alvarado, quienes viven en unión libre y tienen un puesto de productos para calzado y otro de tacos, mencionaron que tienen más de un mes con el letrero colocado.
“Nuestro objetivo sí era ser solidarios porque hemos visto muchas cosas que no solo pasan en la calle, pasan en el Metro, en donde sea; hemos visto este acoso y creemos que tenemos que detenerlo, por eso pusimos el letrero que es un símbolo de solidaridad”, señaló Santiago Martínez.

Entre grasas de zapatos, cepillos y agujetas, el vendedor destacó que él decidió brindar su apoyo porque constantemente ha sido testigo de cómo hombres al ver una mujer bonita la comienzan a molestar, “y eso no va, yo tengo una hija, una esposa, una hermana y no me gustaría que les hicieran nada”.

Y si bien durante el mes que llevan colocados los letreros en sus puestos nadie se ha acercado a pedir ayuda, “si hay mujeres que nos agradecen por el apoyo, por los anuncios, que hacen que se sientan un poco más seguras”, subrayó Estefany Alvarado.

En tanto Carlos Nava, quien oferta sudaderas y gorras, aseguró que esta zona es tranquila y que no ha visto ninguna clase de acoso. No obstante decidió poner su letrero, “como una muestra de solidaridad pero tiene que ser una solidaridad que venga de todos lados, para mostrar esa unión y no solo de palabra sino con acciones”.

Para el vendedor esta complicidad de los comerciantes no es algo nuevo, pues “claro que sí estamos unidos, somos una familia y nos echamos la mano para todo”.

Así entre sus productos y alimentos que ofrecen a los capitalinos, los comerciantes de las inmediaciones del Metro Balderas se han unido para defender a las mujeres, quienes en el último mes han demandado seguridad a las autoridades ante el incremento de casos de secuestro de féminas en la capital.

Con información de Excélsior.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Social

Mujeres, blanco de huachicoleros

Publicado

en

En las zonas centrales de México con fuerte presencia del huachicoleo, las mujeres se han convertido en objetivo de la “guerra de exterminio” que libran las bandas criminales que se disputan el control del robo de combustible, similar a la lucha entre cárteles rivales del narcotráfico o la de un conflicto armado, recalca la feminista María Salguero Bañuelos.

Autora de un mapa interactivo que documenta desde 2016 el feminicidio en todo el país —al que ahora añade las estadísticas del huachicoleo—, Salguero, geofísica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), indicó que existe un vínculo entre la extracción ilegal de hidrocarburos, que registró un crecimiento en los últimos años, y el incremento de asesinatos de mujeres en los municipios que forman el “triángulo del huachicol” en Guanajuato: Celaya, Salamanca, Irapuato, León, Apaseo el Grande y Apaseo el Alto.

¿Cómo encontró la relación que existe entre feminicidio y huachicol?

—Hay patrones de violencia similares en los cuerpos de las mujeres asesinadas, son encontrados en caminos de terracería, con signos de tortura, con el tiro de gracia o con narcomensaje. Al ser la gasolina lo que se pelea, las plazas, las mujeres son vistas como botín de guerra, las usan como trofeo, se trata de una guerra de exterminio hacia el enemigo, pero también hacia las familias.

Realmente desconocemos el papel de las mujeres en el huachicoleo; sin embargo, las agresiones de índole sexual representan una forma de atemorizar a la gente de algún lugar o a comunidades enteras. Se daña al enemigo asesinando a las mujeres cercanas a él, son vistas como pertenencia.

Usted también es asesora de Naciones Unidas. ¿Cómo interpreta el organismo este fenómeno?

—El Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género, de ONU Mujeres, expone que los feminicidios que se producen en el marco de conflictos armados se mueven entre los dos polos principales de la motivación feminicida: la mujer como posesión y como objeto sexual, pero hay una tercera motivación, producto de la fusión de las otras dos, que es la mujer como objeto de posesión contraria, es decir, como una posesión del enemigo que hay que atacar de múltiples formas, con el objetivo de dañarlo o vencerlo.

Los feminicidios producto de la tercera motivación se caracterizan por su gran violencia, la existencia de violencia sexual y la exposición del cuerpo sin vida en lugares públicos, con mensajes explícitos o con manipulaciones denigrantes y humillantes para las mujeres y sus comunidades.

Es decir, la mujer es reducida a la condición de un activo estratégico del rival…

—Así es, predominan los asesinatos con armas de 9 milímetros, fusiles AK-47 y AR-15, así como pistolas de 5.7 milímetros “matapolicías”, capaces de atravesar 10 capas de blindaje.

Después las encuentran embolsadas, ensabanadas, descuartizadas o calcinadas, que es otro de los puntos en común.

¿Cómo ha evolucionado este delito en sus registros?

—Encontramos que en el “triángulo del huachicol” de 2018 a 2019 el número de asesinatos se incrementó de 35% a 50%, y eran mujeres acompañadas de su pareja sentimental, o con hombres cercanos a su entorno, sus papás, hermanos, novios; aumentaron, asimismo, los multihomicidios y multihomicidios de familias.

¿Cómo evalúa la respuesta de las autoridades?

—En el caso particular de Guanajuato, creemos que los feminicidios deben ser registrados e investigados con perspectiva de género.

El procurador general de Justicia del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, ha tendido a criminalizar a las víctimas, diciendo que estaban vinculadas con la delincuencia organizada; por eso es necesario estudiar el contexto de cada una y entender por qué la familia las involucra o qué situaciones de desigualdad las llevan a eso. Muchas veces son secuestradas por grupos delictivos.

Con información de El Universal.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Social

En México el matrimonio va a la baja desde 2012: INEGI

Publicado

en

En México hay una tendencia a la disminución de los matrimonios, pues de 2016 a 2017 el indicador descendió 2.8 por ciento, mientras los divorcios se incrementaron 5.6 por ciento en igual lapso, confirman los registros administrativos.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que en 2018, de la población de 15 y más años, 58 por ciento se encuentra unida, 32 por ciento es soltera y 11 por ciento es separada, divorciada o viuda, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2018.

Estadística a propósito del Día de San Valentín este 14 de febrero, conocido también como Día del Amor y la Amistad, destacan que en 2018, la proporción de hombres de 15 y más años de edad unidos es de 60 por ciento y la de mujeres unidas, del mismo grupo de edades es de 56 por ciento.

El organismo refirió que en los años recientes la información de matrimonios derivada de registros administrativos muestra que hubo un aumento anual de 2010 a 2012.

A partir de este año empezó a descender la cifra, aunque en forma moderada en los siguientes dos años, pero de 2014 a 2017 el decremento es de entre 15 mil y 20 mil anualmente.

Por otra parte, agregó, de los 528 mil 678 matrimonios registrados en 2017, un total de 526 mil 008 fueron uniones entre hombres y mujeres (99.5 por ciento) y dos mil 670 (0.5 por ciento) corresponden a matrimonios entre personas del mismo sexo.

De acuerdo con los registros administrativos, refirió que en 2010 se registraron 689 matrimonios entre personas del mismo sexo, y precisó que en el entonces Distrito Federal fue la única entidad donde se registraron estos eventos, con lo cual el monto registrado en 2017 conlleva a un incremento en este tipo de uniones legales.

Indicó que en total se registraron mil 264 matrimonios entre hombres y mil 406 entre mujeres, y ya ocurre en diversas entidades del país, donde destacan cuatro que concentran 84.4 por ciento del total de matrimonios de personas del mismo sexo: Ciudad de México (54.8 por ciento), Jalisco (17.3 por ciento), Coahuila (6.2 por ciento) y Chihuahua (6.1 por ciento).

El INEGI mencionó que, con base en registros administrativos, contrario a la tendencia hacia la baja de los matrimonios en los últimos años en México, en lo referente a los divorcios el indicador ha ido al alza.

Refirió que en 2010 fueron 86 mil divorcios, en 2013 la cifra fue de aproximadamente 109 mil y en 2017 el dato se acerca a los 150 mil (147 mil 581).

De éstos, 147 mil 368 casos son relativos a personas de diferente sexo y 213 disoluciones corresponden a cónyuges del mismo sexo. Sobre estas últimas, acotó que fue en 2014 cuando se registran los primeros casos (41 eventos).

Otro dato indica que en 2017 la edad promedio de los hombres al momento de la disolución del matrimonio es de 41 años, y de 38.4 en las mujeres, considerando sólo los divorcios entre personas heterosexuales, anotó.

Por otra parte, expuso, se aprecia que en los últimos años el número de divorcios ha aumentado en relación con los matrimonios, al pasar de 15.1 divorcios por cada 100 matrimonios en 2010 a 28.1 en 2017, es decir, la proporción casi se duplica.

El Instituto explicó que esto se debe a que un mayor número de personas deciden vivir en unión libre, lo que deriva en un menor número de uniones legales.

Las principales causas de divorcio son: voluntario unilateral (54.5 por ciento), por mutuo consentimiento (36.3 por ciento), y la separación por dos años o más, independientemente del motivo (3.4 por ciento).

En suma, estas tres causas representan 94.2 por ciento del total de divorcios entre personas de distinto sexo, registrados en 2017, abundó.

Con información de Crónica.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Destacado

Todos los derechos reservados @2018 De Luna Noticias

Positive SSL