Connect with us

Social

¡Ayúdanos a localizarla!

Publicado

en

Se solicita la ayuda de la ciudadanía para localizar a Eymi Anabel Hau Navas

La menor fue visto por última vez en Tulum, Quintana Roo, el día 12 de Marzo del 2019. Se considera que la integridad física de la menor se encuentra en riesgo toda vez que puede ser víctima de la comisión de un delito.
Al momento de su desaparición vestía top de color gris, pants de color negro con estampado, tenis de color negro.
Comunicarse a los teléfonos 01800 00 854 (Hl. FCEQROO: 8817150 ext. 2169 o al número 998148-1285. 19 Alerta Amber Quintana Roo.

Comenta con Facebook

Seguir Leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Falso novio por internet la estafa con 273 mil dólares

Publicado

en

Un hombre que se hizo pasar por un comandante del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos en Match.com estafó 273,000 dólares a una mujer soltera.

Yin, una estilista de 56 años de edad que vive en Oakland, California, le contó a ABC 7 que había pagado 107 dólares por una membresía de seis meses en Match.com y que había empezado a hablar con “David Perez”, un comandante del Cuerpo de Marines, divorciado y de San Francisco, con una hija de 10 años.

No se conocieron en persona, pero Yin le confesó a ABC 7: “Ya sabes, me enamoré de él rápidamente. Como me enamoré profundamente, confíe en todo lo que me dijo”.

Pérez le enviaba mensajes de amor en los que decía: “Hoy había sido un día normal, hasta que pensé en ti y de repente todo, en todas partes, se transformó en algo extraordinario”. Sin embargo, le preocupaba que algunos amigos se sintieran “celosos” de su relación, así que le pidió a Yin que lo mantuviera en secreto.

Cinco semanas después de haber comenzado la relación online, Pérez le dijo a Yin que lo iban a destinar a una misión clandestina en Afganistán y que necesitaba que depositara dinero en una cuenta bancaria china. “Sé que estás haciendo todo lo posible por ayudarme, solo quiero que hagas todo lo que puedas”, le escribió Pérez a Yin, según ABC 7.

“Estaba muy nerviosa, temblaba, no sabía qué hacer”, le reveló dijo Yin al medio de noticias. “Se lo dije, él me dijo que no me preocupara, que no llorara”.

Después de enviar a Pérez una suma total de 273,000 dólares, la pareja planeaba reunirse en un restaurante de mariscos situado en Oakland para celebrar el cumpleaños de Yin. Pero Pérez no acudió.

“Me dijo que me estaba esperando en el restaurante”, le contó Yin a ABC 7. “Fui, pero cuando no lo vi por ningún lado comencé a pensar que se trataba de una estafa”.

Chase Bank le dijo a ABC 7 que dado que Yin hizo las transferencias voluntariamente, su capacidad de acción es limitada. Match.com eliminó el perfil de Pérez y le devolvió el costo de la membresía. Yin también presentó una denuncia ante el FBI.

Según un estudio co-realizado por Steve Baker, especialista en investigaciones internacionales del Better Business Bureau (BBB), las estafas románticas han robado a las víctimas un total de mil millones de dólares en Estados Unidos y Canadá desde 2015. No obstante, esa cifra podría ser mayor puesto que la mayoría las víctimas sienten demasiada vergüenza como para acudir a las autoridades

“La reacción inicial hacia las víctimas no es precisamente comprensiva, pero a ellas solo las mueve su fuerte creencia en el amor verdadero”, le dijo Baker a Yahoo Vida y Estilo.

Los estafadores románticos siguen un patrón, aprenden su modus operandi en las guías instructivas sobre cómo vender y cómo ganarse la confianza de las personas y despejar las sospechas. “Incluso puedes comprar un suministro de seis meses de correos electrónicos falsos para enviar a las víctimas”, le dijo Baker a Yahoo Vida y Estilo.

Con información de Us Yahoo.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Social

Aumenta consumo de vino en México

Publicado

en

La cultura del vino en México ha evolucionado rápidamente. Una muestra de ello es que su consumo per cápita se ha quintuplicado, aseguró Hans Backhoff Guerrero, director general de Monte Xanic, una de las casas vinícolas más antiguas del país.

Monte Xanic ve reflejado el crecimiento del mercado en su propio negocio. Dentro de sus 200 hectáreas tiene una producción anual de aproximadamente 70 mil cajas —es decir, 840 mil botellas—, y espera llegar al millón de estas a lo largo de este año, aseguró Backhoff.

“De nuestra producción, 95 por ciento se va al consumo nacional, y solo 5 por ciento es para el extranjero; sin embargo, tenemos en la mira llegar hasta a 20 por ciento en cuatro años, sobre todo en Estados Unidos”.

Su meta en el mercado nacional, en el mismo periodo, es llegar a 150 mil cajas.

MÁS DEMANDA, MÁS DESAFÍOS

“Estimamos que para poder crecer y mantenernos con 30 por ciento del mercado en los próximos ocho años, tendríamos que plantar alrededor de 19 mil hectáreas, y eso es un reto importante al que debemos empezar a considerar como el foco central para poder incentivar este crecimiento en producciones de plantación”, aseveró el vinicultor.

Parte del aumento que se ha generado en la industria se debe a una transformación cultural:

“Los paladares de las nuevas generaciones son muy diferentes a los de los papás y abuelos. Estamos viendo un consumidor más educado, con mayor formación y madurez, y que se ha animado a probar diferentes vinos”, platicó Backhoff.

Además, resaltó que gracias a dicha exploración que hacen los consumidores, los vinos blanco y rosado han ganado mercado contra el tinto.

Otro de los cambios notables que destacó el experto es que en los últimos años han visto un crecimiento favorable en la cantidad de mujeres que están consumiendo esta bebida. Hoy ellas son el principal mercado.

También la contribución de los jóvenes ha incrementado de forma importante, agregó.

BENEFICIOS DE LA COMPETENCIA

Ensenada ya no es el único lugar en el territorio nacional que está encontrando pasión y talento para hacer vinos. Este contexto de nueva competencia es una buena oportunidad que los obliga a producir, cada vez, mejores vinos.

Más regiones equivalen a más estilos de vino, explicó Backhoff: “Sentimos que la diversidad de los diferentes estilos de vino tiende a dar un poquito más de opciones al consumidor mexicano. Aunque hay que decir que no es casualidad que Baja California siga liderando el mercado”.

COMPRAR LOCAL

Para Backhoff, es fundamental que se apueste por lo local y que se pierda el miedo a las reglas detrás del mundo del vino. “Hay que romper con la idea de que hay un bien y un mal en el vino, porque está hecho para disfrutarse. Creo que es acertado decir que el mejor vino es el que te gusta. Sin embargo, no hay que perder de vista que siempre podemos aprender más y tener un mejor paladar”, concluyó.

Con información de Milenio.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Social

“El trabajo está matando a la gente y a nadie le importa”

Publicado

en

Cuando Jeffrey Pfeffer afirma que “el trabajo está matando a la gente y a nadie le importa”, no lo dice en un sentido metafórico.

Lo dice tal cual, con todas sus letras, basándose en las investigaciones que ha realizado durante décadas, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

Pfeffer, profesor de la Escuela de Postgrado de Negocios de la Universidad de Stanford y autor o coautor de 15 libros en el campo de la teoría organizacional y el manejo de recursos humanos, argumenta en su último libro, “Muriendo por un salario” (Dying for a paycheck, en inglés), que el sistema de trabajo actual enferma e incluso termina con la vida de las personas.

En él relata el caso de Kenji Hamada, un hombre de 42 años que murió de un ataque al corazón en su escritorio en Tokio. Trabajaba 75 horas a la semana y demoraba cerca de dos horas en llegar a la oficina.

Justo antes de su muerte, había trabajado 40 días seguidos sin parar y su viuda declaró que Kenji estaba excesivamente estresado.

Ese es solo uno de muchos ejemplos incluidos en la publicación, donde el autor pone en contexto los efectos de un sistema de trabajo que en ocasiones se torna “inhumano” por la excesiva carga laboral.

Según la evidencia recopilada por Pfeffer, en Estados Unidos, el 61% de los empleados considera que el estrés los ha enfermado y el 7% asegura haber sido hospitalizado por causas relacionadas con el trabajo.

De hecho, sus estimaciones apuntan a que el estrés está relacionado con la muerte anual de 120.000 trabajadores estadounidenses.

Y desde un punto de vista económico, destaca el académico, el estrés tiene un costo para los empleadores de más de US$300.000 millones al año en ese país.

BBC Mundo conversó con él:

En su libro usted menciona que existe un sistema laboral tóxico que está matando a la gente. ¿Qué evidencia tiene al respecto y cómo el trabajo moderno afecta a los empleados?

Existe evidencia de sus efectos sobre la salud. Las largas jornadas laborales, los despidos, la falta de seguro médico, el estrés provocan una enorme inseguridad económica, conflictos familiares y enfermedades.

El trabajo se ha vuelto inhumano. Por una lado las empresas, de una manera fundamental, se han desentendido de la responsabilidad que tienen con sus empleados.

Pero también ocurre que así como crece la “economía gig” (de trabajadores independendientes), también crece la inseguridad laboral.

¿Quién es responsable de este fenómeno?

Si piensas en los años 50 o los 60, los directivos decían que era necesario equilibrar los intereses de los empleados, los clientes, los accionistas. Ahora todo está centrado en los accionistas.

En los bancos de inversión, por ejemplo, hay una práctica muy generalizada bajo la cual trabajas, vas a tu casa a darte una ducha y regresas a la oficina.

Bajo ese sistema, muchos empleados se vuelven drogadictos, porque terminan consumiendo cocaína y otras drogas para mantenerse despiertos.

Aunque el fenómeno que usted describe sería transversal, ¿hay ciertos sectores más afectados?

Un empleado de una fábrica, un piloto de avión, un conductor de camión, tiene un límite máximo de horas que puede trabajar.

Pero irónicamente, en muchas de las profesiones no hay límites.

En el caso de Estados Unidos, usted ha escrito que el lugar de trabajo es la quinta causa de muerte en Estados Unidos

Al menos la quinta causa, quizás más.

¿Y quién se hace cargo de esas muertes?

Los empleadores son responsables y los gobiernos son responsables por no hacer nada al respecto.

¿Entonces qué papel juega la política en todo esto?

Tiene un rol enorme. Tenemos que hacer algo para detener esto. Pero no seremos capaces de hacer nada a un nivel individual.

Si quieres resolver el problema de manera sistémica, se requiere una intervención sistémica que debe provenir de algún tipo de regulación.

¿Cómo reaccionan los directivos de empresas cuando usted conversa con ellos?

Nadie argumenta que los datos no son correctos, porque los datos son bastante abrumadores. Pero esto es como el juego de la “papa caliente”: la gente ve el problema, pero nadie quiere hacerse cargo.

De hecho, los costos de salud son enormes. Las condiciones de trabajo causan enfermedades crónicas como diabetes o problemas cardiovasculares.

Pero también hablando de costos, las empresas pueden replicar que hacer cambios al sistema de trabajo afectará las ganancias corporativas

Es que eso no es verdad. Sabemos que la gente estresada tiene una mayor probabilidad de renunciar. Sabemos que los empleados enfermos -psicológica o físicamente enfermos- son menos productivos.

Sabemos, por estudios realizados en Estados Unidos y en el Reino Unido, que sobre el 50% de todos los días laborales perdidos por ausentismo están relacionados con el estrés laboral.

El Instituto Estadounidense del Estrés calcula que el costo anual es de US$300.000 millones al año.

Entonces es muy caro tener trabajadores enfermos o empleados que van a trabajar, pero con bajo rendimiento. Esto le cuesta a las empresas una fortuna.

Desde el lado de los trabajadores, usted ha escrito que las personas deberían cuidarse a sí mismas. Pero si un empleado reclama por mejores condiciones laborales, es muy probable que termine despedido. ¿Cómo se pueden cambiar las condiciones de trabajo?

Primero, los empleados tienen que asumir la responsabilidad de cuidar su propia salud.

Si vas a trabajar a un lugar donde no te permiten equilibrar tu vida laboral y tu vida familiar, tienes que irte.

Entonces la gente contesta: “No me puedo ir”. Y yo digo: “Si estás en una sala y esa sala está llena de humo, intentarás salir de ahí, porque las consecuencias para tu salud serán muy severas”.

Lo otro es que la gente tiene que presionar para que existan leyes y actuar colectivamente para protegerse, porque también hay costos para la sociedad.

Con información de BBC Mundo.

Comenta con Facebook

Seguir leyendo

Destacado

Todos los derechos reservados @2018 De Luna Noticias

Positive SSL